Cesó la horrible noche

Cesó la horrible noche

Octubre 23, 2012 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Al fin la Fundación Plaza de Toros de Cali quedó RIP, después de 10 años de descalabros y arbitrariedades, malos manejos y contubernios. Y si me vuelven a entutelar, como ya lo hicieron, por estas afirmaciones, pues les doy la cara de nuevo. Esa forma soterrada y cobarde de entutelar opiniones se ha convertido en el pan nuestro de cada día para los periodistas en Colombia. Una forma cobarde de querer amedrentar la libertad de expresión.Felicitaciones a Alfredo Domínguez, al alcalde Rodrigo Guerrero y al gobernador Ubeimar Delgado que al fin lograron lo que parecía un imposible: rescatar la dignidad de la Fiesta Brava en Cali, y quitársela de las manos a la familia Estela y compañía, que hicieron lo que se les dio la absoluta gana en los  años que estuvieron al frente de ésta, hasta lograr algo que también parecía imposible: acabar con la mejor feria de América; acabar con  la credibilidad de una afición que compraba los abonos a ojos cerrados desde enero, confiando en que tendría los mejores carteles y las mejores ganaderías. Pues lo consiguieron.Ahora la Sociedad Plaza de Toros recibe deudas, embargos y desorden, más sin embargo se rescató Cañaveralejo.Desgraciadamente se salieron con la suya. Hasta último momento manipularon.  La Sociedad se ve obligada a realizar una Feria impuesta, con carteles mediocres y las mismas ganaderías que sabemos. Vuelta al ruedo, oreja y rabo por este triunfo postrero de maquinaciones non sanctas. Ojalá Cali, taurinos o no, conozcan la verdad de lo que sucedió en esta Fundación durante estos años que acaban de expirar.Vamos a ver ahora los lagartos eternos que rondan el mundo taurino y que se prestaron para todo, para donde cogen. Terror de apartarse y quedarse sin los pases de cortesía. Terror de decir las verdades que durante tantos años  negaron para no salirse del llavero... Estaré pendiente, porque este circo querrá continuar como sea.A los antitaurinos, les cuento que no como carne, no como huevos de granjas industriales, precisamente por el maltrato que sufren estos animales. Me imagino que ellos si se atiborran de cerdo, de chuletas, de pollos y de los huevos de estos. Jamás entenderé la agresividad contra la Fiesta Brava y el empeño en  exterminar al toro de lidia, pues como especie, solamente sirve para la lidia. ¿O estos antitaurinos piensan poner una lechería ordeñando “las madres terribles”?Ojalá el Presidente Santos se apriete los machos, como los toreros valientes y declare la Fiesta Brava como Patrimonio  de la humanidad. Y a Petro y su combo les vuelvo a repetir: “No se hagan los estrechos, que les cabe un piano”...

VER COMENTARIOS
Columnistas