Ahora o nunca

Ahora o nunca

Agosto 24, 2010 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Si los vallecaucanos perdemos el ‘papayazo’ de tener, aunque sea transitoriamente, un gobernador honesto, con ganas, dispuesto a meterle el dedo a lo más profundo de la podredumbre, perderemos el único chance que nos ha concedido mi diosito lindo de darle otra cara al Departamento. Nos veremos abocados por siempre jamás a seguir con gobernantes non sanctos, elegidos por partidos non sanctos, cuestionados, investigados y torcidos.No solamente al gobernador Lourido lo respalda la Unidad de Acción Vallecaucana, y la Cámara de Comercio, sino todas las fuerzas vivas y decentes del Departamento. Los periodistas tuvimos la oportunidad de tener un almuerzo con él y estamos, hasta el tuétano de los huesos, dispuestos a apoyarlo para que se le mida a esta vacaloca podrida en lo que tenga de tiempo, pues a estas alturas no se sabe si lo dejan o llaman a elecciones, que sería lo mismo que volver a la noria de antes; que se le mida, repito, hurgue, escarbe, denuncie, paralice pagos de vigencias amañadas, no les tema a las amenazas ni chantajes de la clase política que ya sabemos perfectamente quiénes son y con quiénes tiene amarres, no le tenga miedo a las tutelas y demande derechos de petición a los respectivos ministerios para aguantar las presiones de pagos oscuros. Que actúe como la descarga eléctrica, que por el hecho de durar segundos, no significa que no ilumine y cambie lo que tiene a su alcance.En la vida no es el tiempo sino las ganas, pasión y mística, lo que cuenta para realizar los cambios. Y así como cambió al director del Hospital Siquiátrico, entidad que jamás se había visto tan saqueada y pisoteada, debería hacer lo mismo con la CVC, con el Hospital Departamental y con tantas otras dependencias que están colapsando por las nóminas paralelas, los robos, los contratos subterráneos y los funcionarios sin hígados ni escrúpulos.La corrupción imperante en el departamento del Valle no tiene nombre y los números son impronunciables, como dijo el Fiscal encargado sobre la corrupción en otras regiones. Si no se hace un alto en el camino, seguiremos por el despeñadero hasta desaparecer como departamento en el imaginario colectivo de la Nación. Francisco José Lourido tiene en este instante las riendas en su mano. Depende de él, y de nadie más, el saberse rodear bien, asesorar de expertos y honestos juristas, de personas que se amarren los machos como toca y no se dejen manosear. ¿Será capaz? Eso esperamos miles y miles de vallecaucanos.Como le dijo la mujer al amante en un momento de pasión: “No te pido amor eterno pero concéntrate en el acto”. Gobernador Lourido, por favor concentrece en el acto de gobernar, destapar ollas podridas y sacar a la luz pública todo el lodo que nos ha estado ahogando en estos últimos años. Dios, la patria y los vallecaucanos se lo agradeceremos. Si no, pues que el diablo nos coja confesados. “A Zaragoza o al charco”.***P.D. Hoy es el Banquete de VallenPaz. Respaldemos con nuestra asistencia esta Fundación que hace posible que cientos de familias tengan trabajo, educación, dignidad. Sólo así lograremos la verdadera PAZ. Bien por Rodrigo Guerrero y su equipo. Obras son acciones y no buenas razones.

VER COMENTARIOS
Columnistas