Una nueva oportunidad

Una nueva oportunidad

Octubre 01, 2017 - 11:23 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

“En verdad les digo que los publicanos y las prostitutas llegan antes que ustedes al Reino de Dios” (Mt., 21, 32). “Acojamos a todo ser humano que cometió delitos, los reconoce, se arrepiente y se compromete a reparar, contribuyendo a la construcción del orden nuevo donde brillen la justicia y la paz” (papa Francisco, Encuentro de oración por la reconciliación nacional, Villavicencio, sept. 8 de 2017).

Una de las mayores insistencias del Papa en Colombia fue la indicación de que la Iglesia, y todos los católicos que somos Iglesia, tomáramos mayor conciencia del compromiso con su misión. Es decir, de proponer a todos la buena nueva del Evangelio de Cristo, un anuncio que lleva implícito un arduo trabajo hacia la dignificación de las personas, la reconciliación y la paz.

El relato del Evangelio de este domingo habla de dos hijos, uno que inicialmente rechaza la voluntad del padre, pero luego la hace, y el otro, que dice que hará lo que se le ha pedido, pero finalmente no lo hace. En resumidas cuentas, el hijo que dice que no, pero luego se “arrepiente”, representa a todos aquellos que van caminando en búsqueda de lo esencial, se equivocan, pero tienen la intención de hacer la voluntad del Padre, es decir, de ser fieles. Es la realidad del pecador, que luego de darse cuenta de que lo ha perdido todo, es capaz de dar el paso para regresar a la casa paterna y hacer lo mandado por el padre del amor.

La visita del papa Francisco a Colombia despertó en muchos el recuerdo de su vida cristiana y el llamado del Señor a seguirlo. Ese frescor tiene que mover los espíritus para reconocer que tenemos una nueva oportunidad de sentirnos amados y salvados por Dios, si hacemos su voluntad y si cumplimos sus mandatos. Por eso, el Papa invitó no a señalar ni a discriminar, sino a ser gestores de la cultura del encuentro, en la que “más allá de nuestras diferencias, somos parte de algo grande que nos une y trasciende” (papa Francisco, saludo al pueblo colombiano, Bogotá, septiembre 7 de 2017) porque todos tenemos derecho a esa nueva oportunidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas