Tomar la Cruz

Agosto 31, 2014 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

El pasaje del Evangelio que en este domingo nos trae la liturgia, nos debe hacer pensar en la situación que estamos viviendo los colombianos. Tenemos una carga de problemas como una cruz y nos resistimos a tomarla, a asumirla con la actitud de Jesús, para redimir.La paz que todos anhelamos no la vamos a conseguir si no asumimos la cruz. No es con la firma de unos convenios con los pequeños grupos que dicen ser guerrilla, pero que bajo ese término camuflan su verdadera identidad, ni son ellos el único problema, aunque pueden ser la causa del más grave que arrastramos, la corrupción. En lo público, en la política y en lo privado, en la industria y en el comercio, en lo grande y en lo pequeño. El dinero del narcotráfico fue minando los principios éticos, de las familias y de las personas, en la educación ya no se forma, solo se transmiten conocimientos, perdimos el valor de la vida humana, es horroroso pensar el número de asesinatos diarios en Colombia, abandonamos el valor de la familia y del hogar, ya no es el santuario del amor y del respeto en las relaciones, etc., etc.Todo esto es nuestra cruz, pero nos da miedo aceptarla. Nos tapamos los ojos de la conciencia para no ver la realidad e inventamos remedios que no curan, como cuando tomamos un analgésico para quitar un dolor, olvidando el mal que lo causa.Solo si a nivel personal y social, tomamos la cruz con sentido redentor y nos empeñamos en cambiar, en rectificar, en perdonar, en arrancar del corazón todo odio, todo rencor, si asumimos de nuevo los principios éticos de la honestidad en todas las actividades privadas y públicas , entonces nos encaminaremos por los senderos de esa paz que queremos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad