“Sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15,5c)

“Sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15,5c)

Mayo 06, 2012 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

Estas palabras del Señor Jesús nos deben hacer revaluar no sólo cada una de nuestras actividades, sino la vida misma. A medida que transcurren los días, pareciera que la vida se nos va volviendo más agitada, más extenuante. ¡Qué triste y qué frustrante sería que después de tantas fatigas y tanto trabajo, sintiéramos que no hemos hecho nada… Nada que valga la pena… Nada que nos deje realmente satisfechos… Nada de lo que Dios espera de nosotros…La clave para vivir una vida con verdadero sentido, nos la da el miso Señor Jesús; para esto ha venido: “Para que tengamos vida y la tengamos en abundancia”, (Jn 10,10). Por eso nos recuerda hoy que no basta con saber que Él vino a este mundo y que entregó su vida para librarnos de nuestras miserias y esclavitudes, de nuestros vacíos y desengaños, sino que es preciso que permanezcamos unidos a Él y que sus palabras permanezcan en nosotros. Unión, no de unos instantes o unos días, sino de toda la vida. Podremos decir que vivimos unidos a Jesús, si lo frecuentamos en la oración y los Sacramentos y allí nos fortalecemos con su presencia divina; si su Palabra es la que ilumina cada día nuestro actuar; si cada una de nuestras obras está marcada por el sello del amor que Él nos enseñó. Si así vamos viviendo cada día, sentiremos constantemente que vamos dando fruto y un fruto que permanece: un fruto de paz, un fruto de justicia, un fruto de amor. Pero si no vivimos así nuestra vida, sentiremos que nuestro tiempo y nuestras energías se nos van sin dejarnos satisfechos.Démosle gracias a Dios por la vida que aún nos queda por vivir y comprometámonos a permanecer cada día unidos a Él, a permitirle que nos vaya podando todo aquello que bien sabemos que en nuestra vida no está de acuerdo con su voluntad.

VER COMENTARIOS
Columnistas