Saber trabajar y saber descansar

Saber trabajar y saber descansar

Julio 22, 2012 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

En la actualidad vivimos la prisa y el ajetreo exagerado del trabajo. Después de la experiencia misionera a la cual los envió Jesús de Nazaret, los discípulos escuchan la invitación del Maestro a serenarse, a descansar un poco. Es importante buscar un sano equilibrio entre el trabajo agobiador que hacemos y el descanso que merecemos, para recuperar fuerzas y energías perdidas. Hombres y mujeres necesitamos de relax, de cambio de ritmo de vida, pues cuando hay cansancio acumulado nuestro organismo se bloquea y exige reposo. Dios quiere que con nuestro trabajo, transformemos la realidad que nos rodea, sin estropear la naturaleza. Dios quiere que con el trabajo racional de hombres y mujeres seamos “un solo rebaño bajo un solo pastor”. Expresión esta que debe entenderse bien pues se nos invita a vivir un sentido de responsabilidad y de pertenencia, no a dejarnos manipular pasivamente.Por el Evangelio nos damos cuenta que Jesús de Nazaret y sus discípulos tenían un ritmo impresionante de trabajo. El texto dice que “iba y venía tanta gente, que ellos ni siquiera tenían tiempo para comer”. El Señor Jesús invita a sus discípulos a separarse de la multitud, de su trabajo y a retirarse con El, a un sitio tranquilo y apartado.Así les enseñaba a equilibrar la acción y la contemplación, a pasar del contacto con la gente al diálogo personal consigo mismo y con Dios. Tomarse un tiempo de descanso es la mejor manera de recuperar el tiempo perdido y descubrir el sentido pleno de la vida.Pero que nos quede claro también que frente a una necesidad del prójimo, es necesario estar dispuesto a interrumpir el descanso para acoger y servir con calma a quien nos busca, como lo hizo Jesús.Acojamos la indicación del Maestro Jesús de dedicarnos con seriedad al trabajo, como también saber dedicar tiempo a un merecido descanso, pues “cada día tiene su afán”.

VER COMENTARIOS
Columnistas
AHORA EN PORTADA
El informe inicial de las autoridades indica que el canino habría sido lanzado por un balcón desde un quinto piso. Los familiares del propietario del cachorro sostienen que se trató de un accidente.
Publicidad