Quien quiera ser el primero, sea el esclavo de los demás

Quien quiera ser el primero, sea el esclavo de los demás

Octubre 18, 2015 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

En este domingo, anterior al domingo en que Colombia elegirá gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, qué bien nos viene lo que dice Jesús en el evangelio de San Marcos, 10, 35-45.Ante el anhelo de Santiago y de Juan de estar el uno a la derecha y el otro a la izquierda de Jesús en su reino, Jesús los sorprende con una pregunta: ¿Son capaces de pasar el trago amargo que yo debo pasar y sumergirse en las aguas en que yo me voy a sumergir? Ellos responden que sí, aunque no eran muy conscientes de lo que decían, porque Jesús se estaba refiriendo a su pasión y a su muerte afrentosa. Son muchas las personas que desean estar a la derecha y a la izquierda de los gobernantes, pero sin comprometerse a acompañar a su candidato en las “duras y en las maduras”. Los otros diez apóstoles se enojaron contra estos hermanos y Jesús vuelve a sorprenderlos con su comentario: “Saben que los que son tenidos como jefes de las naciones los dominan como señores absolutos y los grandes hacen sentir su autoridad… No debe ser así entre ustedes: El que quiera ser grande debe ser servidor de los demás y el que quiera ser el primero, debe ser esclavo de todos”.La responsabilidad de los que serán elegidos debe llevarlos a ponerse al servicio de su cargo y no poner el cargo a su servicio; si son creyentes ojalá escuchen las enseñanzas de Jesús Maestro y aprendan de él el arte de servir buscando el bien de todos y no de unos pocos, sabiendo que pasarán tragos amargos y que tendrán presiones permanentes para beneficiar a unos cuantos. Quienes tenemos el deber de elegir, pidámosle al Señor que nos ayude a votar por los honestos, por los que hayan hecho campañas limpias y sean de verdad servidores, pues todos prometen cosas bonitas, que endulzan el oído, pero que no pasarán de ahí. Si los aspirantes no están respaldando con su vida sus palabras, quedaremos en el fango de la corrupción administrativa, del autoritarismo y en la desilusión frente a los políticos y al futuro de nuestro país. Saber elegir será nuestra primera contribución a la tan anhelada paz que esperamos construir entre todos con justicia, honestidad, reconciliación, perdón y entrega generosa de nosotros a los demás.

VER COMENTARIOS
Columnistas