Preparemos el camino del Señor

Preparemos el camino del Señor

Diciembre 05, 2010 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

Se presentó Juan Bautista predicando: “Conviértanse, porque está cerca el Reino de los cielos” (Mt. 3, 1-12). Con facilidad sabemos que otros deben convertirse. Nos cuesta asumir la nuestra.En la celebración litúrgica de la Navidad, se hace presente para nosotros el misterio de la Encarnación, la venida del Hijo eterno de Dios que se ha hecho hombre al ser concebido en María por obra y gracia del Espíritu Santo, y nacer en Belén. Dios viene a nuestro encuentro, también ahora en estos signos tan humildes. Quiere ‘buscar posada’ en nuestro corazón.Pero, primero tenemos que buscarlo, como los pastores. Nos toca renunciar a aquello que nos aleja de Él. Con los mandamientos y con la Palabra de Dios se nos indica qué debemos dejar. Ese caminar hacia Él es un proceso, tanto más difícil cuanto más nos hayamos dejado esclavizar por el pecado al repetirlo. ¿Estaremos ya en algún vicio?“Está cerca el Reino de los cielos”. Jesucristo ha tomado la iniciativa y está a nuestro alcance. Tomemos su Palabra, aceptemos su perdón misericordioso en la Confesión, recibámoslo en la Eucaristía, acojámoslo en nuestro prójimo, sobre todo en el pobre.Sentimos la necesidad de la alegría porque está cerca Dios, pero no nos convertimos, y la banalizamos con comidas, bebidas, regalos, placeres. “Defendemos nuestros espacios de privacidad y disfrute, y nos dejamos contagiar fácilmente por el consumismo individualista” (DA 397). A pesar de Él acercarse, no nos acercamos a Él. Nos queda un vacío en la conciencia...Alegrémonos con la alegría verdadera, la del encuentro con el Señor que trae la paz al corazón por el perdón y la reconciliación, por la comunión amorosa en la Eucaristía que hace sentir el estar con quien más lo ama a uno y a quien más uno ama. Volvámosla mayor y más profunda compartiendo con los más cercanos, y con los más pobres y necesitados.

VER COMENTARIOS
Columnistas