El milagro del pan

opinion: El milagro del pan

Sumar y multiplicar: esta es la operación conjunta del hombre con Dios....

El milagro del pan

Julio 29, 2012 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

Sumar y multiplicar: esta es la operación conjunta del hombre con Dios. Un adolescente pone su mochila, con el “fiambre” familiar, en manos de Jesús. Eran cinco panes y dos peces. Y comen cinco mil hombres. Y sobran doce cestos. El gesto multiplicador se hace con cuatro verbos: tomar, bendecir, partir, dar. Son los mismos verbos que quedarán para siempre en la consagración eucarística. Como el pan y el pescado, con “lo poco que es eso”, lo poco que somos y tenemos, cuando nos arriesgamos a darnos, hacemos que Dios “abra sus manos” para recibir nuestra entrega. Entonces “sacia de sus favores a todo viviente”, “les da su comida a su tiempo” (salmo responsorial). Es el milagro del pan.Pero no solo se multiplican el pan y los peces: también se produce LA UNIDAD. Es la vocación a la que hemos sido convocados (segunda lectura). El número “veinte”, el de los panes de cebada que recibe y multiplica el profeta Eliseo, simboliza esa unidad humana. En algunas culturas la representan con los “veinte dedos” de nuestros pies y manos. Sobre ellos nos apoyamos y nos levantamos. Con ellos tomamos, ofrecemos, partimos y damos.“Esfuércense por mantener la unidad con el vínculo de la paz”, es la exhortación de Pablo a los de Éfeso. Jesús es este VÍNCULO DE LA PAZ que vuelve milagrosa nuestra existencia, liberándola de lo que divide y resta, convirtiéndola en factores que suman y multiplican, que unen y sacian. Que la eucaristía dominical nos conduzca por estas sendas, no de éxitos y milagros, de prosperidad y cosas extraordinarias en cada individuo, sino del MILAGRO DEL PAN, el de la unidad y la paz que nuestra sociedad tiene por conquistar.

VER COMENTARIOS
Columnistas