Comenzó Jesús a predicar

Comenzó Jesús a predicar

Enero 23, 2011 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

La predicación de Jesucristo fue la cercanía del Reino de Dios, que en el lenguaje de Mateo es el “Reino de los cielos”,(Mt. 4, 12-23) y, por esto, un llamado a la conversión. “A los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló”.Cristo, para hacer la voluntad del Padre, inauguró en la tierra el Reino de los cielos. Y la voluntad del Padre es elevar a los hombres a la participación de la vida divina. Lo hace reuniendo a los hombres en su Hijo, Jesucristo. Esta reunión es la Iglesia, que es sobre la tierra “el germen y el comienzo de este Reino” (CIC 541).Para entrar en él, es necesario acoger la palabra de Jesús, que nos lleva al encuentro con el Señor, tan importante que “no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o por una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (VD 11).De Jesucristo recibimos el don de su Espíritu Santo, que nos convierte, borrando nuestros pecados y comunicándonos vida divina, mediante el Bautismo o el sacramento de la Reconciliación. Así nos unimos en comunión con el Señor resucitado como los sarmientos a la Vid (Jn. 15), o como los miembros del cuerpo a la Cabeza (1 Cor. 12).Y seguimos alimentando esta comunión con Cristo y con los demás con el pan de la Palabra y el pan de la Eucaristía en la Santa Misa. Manifestamos en la vida práctica esta vivencia de una manera auténtica, cuando configuramos comunidades que dan testimonio de amor mutuo y se proyectan en apostolado, anunciando como el Señor, el Reino de Dios.Debo ponerme en el plan de buscar al Señor acogiendo seriamente su Palabra, dejándome transformar por ella con docilidad, dándole prioridad a la escucha, de tal manera que me pueda convertir. Es el camino para encontrar a Jesucristo y poder llegar a vivir de verdad en la comunión con Dios y con los demás en la Iglesia.

VER COMENTARIOS
Columnistas