Amar

Amar

Mayo 13, 2012 - 12:00 a.m. Por: Arquidiócesis de Cali

En este domingo sexto de Pascua se conjuga el verbo AMAR en todos su tiempos, modos y personas: Dios es AMOR, Cristo nos AMA, NOSOTROS SOMOS AMADOS. Nueve veces aparece el término amor tanto en la primera carta de San Juan como en el Evangelio que hoy PROCLAMA LA LITURGIA. Dios nos ha amado primero, siempre, desde antes de nacer nosotros. Nuestro amor a Dios y a los demás no nace de nuestro buen corazón, sino que es como una chispa del amor que nos comunica Dios. Con frecuencia tenemos una idea equivocada de Dios, lo consideramos como una potencia más o menos despiadada, como un juez intransigente, como un tirano. La Sagrada Escritura nos muestra, en cambio, que Dios ES AMOR, generosidad infinita, benevolencia total, pero no como un concepto o una idea vaga, ese amor de Dios se ha hecho patente en el hijo que con su muerte y resurrección ha vencido la muerte. Estamos en Pascua, un domingo largo de 50 días, tiempo de alegría, la gran fiesta. La Resurrección es la vida eterna que es como la suspensión del tiempo que se produce cuando los enamorados están juntos y no miran el reloj, el tiempo no cuenta. Permanecer en el amor, dejar de mirarse a sí mismo, salir del egoísmo y del pecado, he ahí el programa de vida de esta Pascua. Hoy es el día de la madre. Oremos por aquellas que desde pequeños nos enseñaron a AMAR A DIOS. Nuestra mamá nos sentaba sobre sus rodillas, tomaba nuestras manos y nos enseñaba la caligrafía, y nosotros sentíamos el palpitar de su corazón, ésa es la primera imagen de Dios que conservo.

VER COMENTARIOS
Columnistas