Recuerdos que se van

Recuerdos que se van

Julio 03, 2011 - 12:00 a.m. Por: Antonio José Caballero

Se presentía en Buenos Aires. En el River Plate, jugadores y fanáticos lucharon para que su equipo no cayera en el descenso, pero la realidad mostró allá lo que pronto veremos acá.Los nombres controvertidos en la dirigencia, los malos manejos, las elecciones a destiempo para dar gusto a todos llevaron a este equipo fulgurante del fútbol argentino a terminar tristemente en manos del modesto Belgrano.Solo quedan en el recuerdo las figuras de ‘El Flaco’ Rossi y de ‘El Maestro’ Adolfo Pedernera. Estarán con ganas de volver a la cancha de Núñez para brindar esos clásicos inolvidables. Porque cada partido de ‘las gallinas’ era un clásico del fútbol argentino.Por eso el fervor del domingo llegó al vandalismo. Cuando ya no había nada que hacer. Lo ocurrido en el Monumental es el adelanto de lo que puede pasar cuando se vulnere la pasión del pueblo por el fútbol.Son los malos manejos de los dirigentes que desembocan en catástrofes pagadas por los hinchas en la calle. Esas lágrimas que vimos en las caras desoladas son el resultado de los abusos de poder de quienes contaron con la confianza de la fanaticada y torcieron los esquemas del buen hacer.Así que al cuarto del recuerdo las atajadas de Amadeo Carrizo, el juego espectacular de Perfumo, de Ariel Ortega del Beto Alonso y del supergoleador, Enzo Francescoli, para nombrar sólo algunos. Fui testigo de la tristeza de Yepes y de Falcao García cuando conocieron la noticia. Era como saber que su casa se había derrumbado ante un terremoto de ineptos que llevaban las riendas de su club.Y hablando de dirigentes y fracasos, ¿qué pasó con los muchachos del América? Se venía hablando de dirigentes que se roban las taquillas. Que no pagan seguridad social a sus jugadores, y que con una mal metida palabra del alcalde Ospina -democratización-, creen que van a salvar el equipo, manchado con dineros sucios.Que se vayan lejos. Que desbaraten la suciedad que tienen impuesta y nos dejen a los hinchas conformar una sociedad legal y limpia en la que prime lo esencial: el fervor por ‘la mecha’.Hicieron huelga de hambre los muchachos y nadie les hizo caso. Se han ido cumpliendo los plazos, y por lo visto la solución no llegará.No hay derecho a que la afición se pierda en negocios que llevaron al equipo a la lista Clinton.Es hora de reclamar lo que nos pertenece como hinchas y de apoyar a esos muchachos que nos han dado glorias, para que sean tratados como trabajadores honestos del fútbol y no se les humille de la manera como lo están haciendo los directivos del América.Y con esto quiero significar también a los otros clubes que siguen la misma senda que acaba con el fútbol colombiano.***El almanaque avanza hacia el 29 de julio y nuestro estadio Pascual Guerrero no estará a punto para el Mundial Sub 20. Que no nos vengan ahora con que la pista no se pudo terminar y que los sostenes de los cobertizos no se pudieron colocar. Bastante tenemos ya con los sobrecostos que triplicaron el precio de la obra. O la fabulosa historia del tablero más caro del mundo y los demás contratos adjudicados a dedo para que ahora llegue el cuento de que “no alcanzamos a terminarlo, pero después lo hacemos”. Después se van los que se comprometieron y no cumplieron. Como van las cosas, creo que el Estadio será otro monumento a la incompetencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas