Las espinas y las rosas

opinion: Las espinas y las rosas

Esta semana estuve como testigo del nuevo proceso de paz en La...

Las espinas y las rosas

Septiembre 09, 2012 - 12:00 a.m. Por: Antonio José Caballero

Esta semana estuve como testigo del nuevo proceso de paz en La Habana, que por cierto , sigue tan amable y deliciosa como siempre, pero en su casco viejo bastante deteriorada mostrando a sus habitantes en las duras que pasan en este momento viendo pasar el día en esos balcones coloniales que se vienen abajo en pedazos de tiempo.Allí encontré la mesa de las Farc, hablé con ellos y me confirmaron lo siguiente para los dolientes del secuestro. Lo dijo ‘Marcos León Calarcá’: “No tenemos ningún retenido; no volvimos a retener por motivos económicos desde que ‘Alfonso Cano’ tomó la determinación en febrero pasado; no tenemos prisioneros de guerra , y tampoco tenemos noticias de restos humanos en los sitios donde estamos”.Baldado de agua fría para mí, pensando en mis amigos del programa de mensajes, La Noche de la Libertad en RCN. Sin embargo queda una esperanza. La de la verdad, uno de los puntos del documento que cada vez va mostrando lo complicados que van a ser estos diálogos que se inician el 8 de octubre en Oslo.Pueda ser que allí, basándome en su palabra de no levantarse de la mesa sin el ansiado documento de paz, conozcamos lo que pasó con los militares, policías y civiles que nunca volvieron a aparecer en las listas ni en las muestras de vida que enviaban desde la selva colombiana. ‘Calarcᒠme dijo que ellos están dispuestos a ayudar en este tema “cuando llegue el momento. No ahora que pretenden sacar el proceso de su camino y torpedearlo para que no llegue a buen puerto”.Otro dardo que lanzaron desde La Habana fue la pretensión de incorporara a ‘Simón Trinidad’ a la mesa de diálogos. Les contestó el presidente Santos: “Si oímos propuestas que no sean realistas, el proceso no va a ser eficaz”. Y remató ‘Calarcᒠdesde Cuba: “Parodiando al Libertador Bolívar, digo que hay que trabajar lo imposible, porque de lo posible se encargan otros”. En tono más bajo comentó: “No nos adelantemos a las discusiones reales. Y no nos dejemos provocar por aquellos enemigos de la paz que quieren romper este proceso que apenas se inicia”.‘Granda’ negó rotundamente la participación de las Farc en el atentado contra el exministro Londoño, y también ironizó contra la afirmación de la fundación ‘Nuevo Arco Iris’ sobre el fusilamiento en filas del hermano de ‘Jojoy’, el famoso secuestrador ‘Grannobles’ , y contra ‘los trinos y truenos’ del expresidente Uribe.Ví a ‘Andrés París’ muy duro pero muy dispuesto al diálogo. Quien dirigió la mesa para dar la palabra fue ‘El Médico’, Mauricio Jaramillo, quien me parece va a ser muy importante en la coordinación de la guerrilla para estos diálogos.Comentaron la afirmación de una presentadora de televisión colombiana, quien preguntaba afanosamente en un confidencial: “¿Qué será de la vida de ‘Sandra Ramírez’, la compañera de ‘Manuel Marulanda, quien aparece en la foto de fondo?”. Esta mujer estaba en la misma mesa, sentada a la izquierda de ‘Calarcá’. Dicen que podría estar como homenaje a ‘Tirofijo’ en la mesa de Oslo.Por seguridad , me dijo ‘Granda’, van a dar espaciados los tres nombres que faltan en la mesa de las Farc. Solo los conoceremos “cuando estén listos para ir a Noruega”.Ya conocimos algunas espinas de este camino hacia la paz que será duro y largo, pero para hacer camino al andar. Como decía don Miguel Hernández, hay que pisar espinas para llegar a la alfombra de las rosas.

VER COMENTARIOS
Columnistas