La paz abre la baraja

Agosto 25, 2013 - 12:00 a.m. Por: Antonio José Caballero

Veníamos del letargo de La Habana, esos diálogos que a ciencia cierta no sabemos cómo marchan, aunque los protagonistas declaran a cuentagotas que hay “importantes puntos de acuerdo en lo que se refiere a la tenencia de la tierra en Colombia, y en aquello que se llama participación política de las Farc”. Es decir, la dejación de los fusiles y la exposición de ideas ante el pueblo que ellos dicen que los quiere.Pues bien, a estas alturas el presidente Juan Manuel Santos lanza su jugada y propone al Congreso refrendar en consulta popular lo acordado en Cuba. Con lo cual, además de anticipar qué clase de consulta popular será usada, acelera de nuevo la lenta marcha del proceso de finalización de la guerra, aunque esa propuesta ya la habían presentado las Farc en una de sus anteriores y largas listas de exigencias.Vamos por partes. El documento que dio inicio a los diálogos de La Habana dice al final: “Nada está acordado hasta que todo esté acordado”. Creo que sobre eso serían las preguntas al pueblo, al parecer junto a las elecciones parlamentarias del 9 de marzo. La pregunta es si estará todo listo para saber qué firmaron y qué está en juego en esta votación que marcaría el histórico principio del camino hacia la paz.A esta hora estamos pendientes de la respuesta de las Farc a la propuesta. Sus delegados pidieron una tregua para analizar la movida, mientras la baraja de candidatos a la Presidencia y las posibilidades de ampliarla empiezan a surgir.Una posibilidad de llave electoral que enfrente a la anunciada pelea Santos versus Santos salió este fin de semana cuando hablamos con Antonio Navarro y Enrique Peñaloza, quienes hasta hace poco parecían imposibles de juntar. El exalcalde de Bogotá, el más difícil para el tema, dijo que en su Partido Verde se han propuesto algunas alianzas pero que él no estuvo de acuerdo. Sin embargo dijo: “Respeto mucho al doctor Navarro y no descarto un trabajo político que tenga acciones para el bien del país”.Y Navarro Wolff fue consultado sobre la posibilidad de que las Farc llegaran a tener cabida en su movimiento de izquierda: “Primero, no creo que las Farc entren en las elecciones de marzo. Y segundo, yo apoyo con todas mis energías el proceso de paz. Pero no votaría por ninguno de sus candidatos”. Así, los dos son claras opciones en una posibilidad de tercería para la próxima presidencia de Colombia. El tiempo dirá.Y en esta tempestad política resurge el expresidente Andrés Pastrana y saca la moral política, refiriéndose a la lista del Centro Democrático para el Senado: “Allí no hay autoridad moral. ¿Cómo podemos entender que el primo de Pablo Escobar Gaviria, el consiglieri José Obdulio Gaviria, apoderado o defensor de mi secuestrador, sea el alto consejero del expresidente Uribe?”.Y también hubo golpe para el expresidente Ernesto Samper de parte de Peñaloza: “Para nadie es secreto que dineros ilícitos entraron a su campaña. Pero no hubo una sanción clara y contundente como corresponde a una sociedad que se respete. Felizmente los Estados Unidos le quitaron la visa. Es la única sanción social que ha tenido”.Así está el cotarro: revuelto ahora y con posibilidades de aumentar el fuego en las próximas jornadas, porque la baraja se va abriendo por los recovecos de la paz.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad