‘Boa festa democratica’

‘Boa festa democratica’

Octubre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por: Antonio José Caballero

He recorrido Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia, conversando con mucha gente de esta democracia, ‘a mais grande do mundo’. Es fascinante este cubrimiento que terminará esta noche con Dilma Russeff como ganadora indiscutible y con Marina Silva como la vencedora de los indecisos.Es la verdadera calle democrática porque aquí también hay mayoría roja en las vías, pero no atarbanes de la roja rojita de Venezuela. Son ‘os vermelhos bonitos’ que te dicen que hay que votar por Dilma porque es la sucesora de Lula. Y si es la sucesora de Lula, será la presidente del pueblo como él. También hay críticas duras para esa ex guerrillera, ‘luiza’, que asaltó bancos, ‘la dama de hierro del PT’ que tiene a su asistente en el gobierno metida en actos de corrupción que le han dañado el caminado en las últimas horas.Se le critica porque toda su campaña es apoyada en la popularidad de Lula quien deja la Presidencia, después de ocho años, con un 83% de favorabilidad. Y que llevó al Brasil a un puesto importante dentro de las economías del mundo. Ya dicen que podría ser el próximo Secretario General de la ONU.Estaba segundo en las encuestas don José Serra. Ex ministro de Salud e Infraestructura, la gente lo quiere pero su carisma no ayuda. Él fue quien denunció posibles contactos del gobierno Lula, y más exactamente de la oficina política de Dilma con las Farc. Cuando hablé con Serra, no dudó en calificarlas como “narcoterroristas, traficante de armas. En mi gobierno no vacilaré en cerrar fronteras militares contra ellos”. Lástima grande, no va a ser el nuevo mandatario de estos 160 millones de brasileños.Marina Silva viene del Amazonas, se alfabetizó a los 16 años, y ejerció como doméstica en Sao Paulo hasta que se formó en la lucha por el medio ambiente que la ha llevado a escalar posiciones. Es posible que ‘la onda verde’ supere a Serra en las urnas hoy, y dice ella que habrá segunda vuelta, donde disputará la Presidencia a Dilma.En elecciones siempre aparecen personajes pintorescos, y Brasil no es la excepción. Tiene en lista a un payaso de fiestas infantiles y de grandes circos brasileños, ‘Tiririca’. Está cuestionado por ser analfabeto, aunque a última hora presentó certificados escolares. El fútbol también es protagonista. El famoso e indisciplinado Romario también quiere ser diputado. Y no faltó el embolador de turno que quiere llegar a gobernar en Brasilia. Está también el viejo Partido Comunista representado por Plinio Arruda de 82 años, famoso en el ultimo debate porque le alegó a Dilma que “el metro no es más importante en la movilidad de las ciudades del Brasil que las carreteras y los caños hidrográficos y los caminos de herradura”. Al final del debate, cuando se despedía en directo, expresó: “Ésta es la última vez que nos vemos”. Cayó en cuenta de que estaba anunciando el final de su vida, y rectificó: “Bueno, la última vez en esta elección, porque estoy listo para las que vienen”.Los colombianos también están contagiados de la alegría electoral brasileña. Hay 155 trabajando en las universidades de Sao Paulo, el más poderoso de Brasil. Casi todos están participando en la campaña de Dilma.Cuando usted esté leyendo esta columna, aquí ya llevaremos varias horas de votación. Al final, si las encuestas no fueron hechas por aquellos que hicieron las de Colombia, dará como ganadora a Dilma Ruseff. De presentar el 50% más un voto sellaría estos comicios al ser la primera mujer electa como presidenta y en primera vuelta.Y mientras esperamos los resultados: ‘Boa festa democratica da Brasil, o mais grande democracia do mundo. Obrigato’.

VER COMENTARIOS
Columnistas