Solicitud a Federico

Febrero 27, 2012 - 12:00 a.m. Por: Antonio de Roux

Las palabras de Víctor Traverso, representante del Banco de Desarrollo de América Latina -CAF, confirman lo que la mayoría de nosotros ya sabíamos: en las condiciones actuales Colombia no será admitida al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, conocido como Apec. La razón es simple, si se desea acceder a tal posibilidad deberíamos contar con una ciudad puerto en esa cuenca, y Buenaventura dista mucho de serlo. Para usar los términos del banquero, carecemos de una plataforma “con empuje, que esté en busca del desarrollo, que dé empleo productivo, que tenga vivienda decente, un desarrollo urbano integral, un puerto eficiente, un buen dragado y que toda la infraestructura de transporte y logística sea eficiente”. En esencia lo que se nos dice es que nos bajemos de la nube. Para entrar en Apec no es suficiente un muelle moderno. Se necesita una ciudad viable, donde se cuente además con estrategias y soluciones apropiadas en lo social. La vía y el dragado son necesarios, pero representan apenas una modesta cuota de arranque.El doctor Traverso acoge la propuesta de Felipe Targa, viceministro de Transporte, en el sentido de crear un ente superior del orden nacional, orientado a liderar la inserción de Colombia en la zona Asia-Pacífico. El organismo trabajaría con una perspectiva integradora y articuladora, persiguiendo metas concretas tanto en lo social como en lo productivo. Se trata sin duda de una idea oportuna, hasta el punto que los vallecaucanos deberíamos luchar para que el Gobierno Nacional la adopte y reconozca su carácter prioritario. En la actualidad varias circunstancias juegan a favor del planteamiento. Para comenzar el gobierno Santos tiene un compromiso serio con la reducción de la pobreza, y con la construcción de condiciones de armonía. Prueba de ello es la expedición de la Ley de Víctimas, y la valerosa defensa que se viene haciendo de la misma. En segundo lugar, en la región del Pacífico hay perspectivas productivas alentadoras. Mencionemos tan solo algunas de las fortalezas: 1- Su potencial para la producción hidroeléctrica es inmenso. 2- Las posibilidades de su industria pesquera son incalculables, aunque deban redefinirse las estrategias. 3- Es una de las regiones del mundo con mayores recursos para el ecoturismo. 4- La pequeña minería sostenible ambientalmente, tiene un potencial grande en la región. 5- Hay indicios sobre la existencia de importantes reservas de hidrocarburos. 6- No se debe olvidar que por virtud de la Ley 70 de 1993, las comunidades nativas y afrodescendientes poseen la propiedad de la tierra. Esas extensiones pueden ser trabajadas en alianzas temporales con el sector productivo, dejando un rédito claro en materia de empleo y bienestar.Federico Renjifo Vélez, secretario General de la Presidencia, es un gran vallecaucano. Conjuga el talante de empresario con un fino olfato político y una clara sensibilidad social. Por razones obvias es el ciudadano más escuchado por el Primer Mandatario, y en su labor profesional interactúa con otras dependencias de la Presidencia vinculadas a estos temas, como la es la Consejería para la Gestión Pública y Privada. ¿Será que Federico, con la aquiescencia de su Jefe, nos hace el favor de acometer la organización del Ente Nacional para el Pacífico, cuyo accionar es inaplazable?

VER COMENTARIOS
Columnistas