‘Narcos’: plata con la honra ajena

opinion: ‘Narcos’: plata con la honra ajena

El rodaje de una nueva temporada de la serie ‘Narcos’ contribuyó en...

‘Narcos’: plata con la honra ajena

Noviembre 14, 2016 - 12:00 a.m. Por: Antonio de Roux

El rodaje de una nueva temporada de la serie ‘Narcos’ contribuyó en los últimos días a hacer más crítico el tránsito vehicular de la ciudad, y muchas personas quedaron con la idea de que ciertas dependencias del Municipio estarían auspiciando la producción. Tal fue así porque en el sistema oficial de comunicaciones apareció un flash en el cual se leía: “Cali acoge producción internacional de Netflix. Trecientos noventa y ocho vacantes de empleo serán ofertadas el 10 de noviembre”. Esto mientras la Secretaría de Tránsito aplicaba fastidiosos dispositivos durante las horas pico para facilitar la filmación.Netflix es una organización productora de contenidos audiovisuales los cuales comercializa por la web. Como cabe esperar, su actividad esta movida por el ‘rating’ y las utilidades. La empresa ha encontrado en la tragedia del narcotráfico que vivimos los colombianos una inagotable fuente de ingresos. Al fin y al cabo las desgracias de los demás, sus grandes o pequeñas miserias, su incapacidad de sacudirse para rescatar la dignidad, y la presencia indispensable de cow boys salvadores, son temas que producen dinero a chorros.La serie comenzó narrando la historia de Pablo Escobar en el Medellín de los años 90 del siglo anterior, pasando ahora a ocuparse de las andanzas del cartel de Cali por la misma época. En el caso antioqueño las voces de protesta por las distorsiones históricas y por la falta de consideración con la sociedad local se vienen escuchando.Sergio Fajardo como exalcalde de Medellín dirigió sobre el particular una carta al diario New York Times, en la cual se lee: “Narcos es una versión light de una realidad profundamente compleja. La serie presenta la historia de Escobar desde la perspectiva de la DEA en la llamada guerra contra el narcotráfico, sin el más mínimoconocimiento ni interés por la condición de nuestra sociedad: un thriller con héroes americanos que termina por dibujar y reforzar una caricatura del país. La confusión entre hechos reales y ficción da como resultado una versión desfigurada de lo que realmente ocurrió./ Las interpretaciones de nuestra tragedia, que solo reafirman un cliché facilista terminan convirtiéndose en una verdad enlatada para audiencias desprevenidas”.Más alarmantes son las declaraciones a El País de España, entregadas por el hijo de Pablo Escobar. Este planteó con claridad sobrecogedora la opinión que le merece el seriado: “Mi padre era mucho más cruel de lo que se refleja en la serie. Sometió a un país con el terror. Hay que tratar esa historia con responsabilidad. Hay miles de víctimas y un país detrás que merece respeto. Están inculcando una cultura en la que parece que ser traficante es cool. Me están escribiendo jóvenes de todo el mundo que me dicen que quieren ser narcos y me piden ayuda. Me escriben como si yo vendiera tickets para ingresar a ese mundo”.Estos días del festival de cine de Cali y del impulso a la Economía Naranja que propende entre otras por el desarrollo audiovisual, deberían aprovecharse para que la institucionalidad municipal deje claro que apoya aquellas creaciones orientadas a abrir la ciudad al mundo exhibiendo nuestros valores, nuestras tradiciones y capacidades. Y que no estamos dispuestos a propiciar series que como ‘Narcos’, quieren hacer dinero a costa de magnificar nuestras pasadas miserias.

VER COMENTARIOS
Columnistas