Gracias, señoras

opinion: Gracias, señoras

Dos eventos protagonizados por nuestras mujeres marcaron la vida de Cali en...

Gracias, señoras

Noviembre 16, 2015 - 12:00 a.m. Por: Antonio de Roux

Dos eventos protagonizados por nuestras mujeres marcaron la vida de Cali en el último mes. El sábado concluyó con todo éxito la Segunda Bienal de Danza, celebración precedida en octubre por el Exposhow de la Belleza, la Salud y la Moda.La Bienal es un inmenso regalo para los habitantes de esta ciudad. Los caleños son gesto, ritmo y manifestación espontánea; también sentimiento, piel y sensualidad. Les gusta sentir su dimensión corporal y expresarla en colectivo; la danza y el baile son parte de su esencia vital. Este denominador común es el camino privilegiado para educar, incluir e integrar a una ciudad cuya riqueza mayor es la diversidad de etnias y culturas. La Bienal asumió el reto de fortalecer y cualificar estas formas de expresión. En este orden de ideas su programa trajo a Cali los mejores protagonistas del mundo, con propuestas destinadas a expandir el horizonte de los artistas locales y al disfrute del público general.Las realizaciones de esta segunda bienal son impresionantes. Llegaron 46 compañías de danza, doce de ellas extranjeras. Estas organizaciones estaban integradas por ochocientos bailarines y sus presentaciones en los distintos escenarios fueron apreciadas por cincuenta mil caleños. Las veintidós comunas se beneficiaron con la programación a través de otras actividades como las clases maestras, y el proyecto Territorios en Movimiento que lleva acciones artísticas a distintos puntos de la ciudad. Además la ‘Calle de la Danza’ en el Bulevar del Río fue un verdadero éxito.Por su parte el Exposhow, surgido bajo el alero de Fenalco – Valle, completó su décima quinta edición. En esta oportunidad la feria comercial y la rueda de negocios complementarias permitieron concretar operaciones por valor superior a los $80.000 millones en los campos de la moda, la salud, la belleza y la alimentación. El impacto benéfico de esta iniciativa sobre la economía regional queda al descubierto si se considera que desde su creación Exposhow generó transacciones comerciales por valor cercano a los $430.000 millones, atrajo un millón seiscientos mil visitantes y contó con la participación de seis mil seiscientos expositores. Es por esta iniciativa que Cali ha comenzado a aparecer en el mapa de la moda universal atrayendo a los grandes modistos, mientras los diseñadores vallecaucanos encuentran oportunidades para su talento.La Bienal de Danza y el Exposhow presentan otros beneficios. Son potentes generadores de empleo en la cadena de industrias culturales, del comercio y el turismo, y su existencia ha sido determinante para fortalecer la imagen positiva de la región.En las dos iniciativas comentadas hay un aspecto que se deben reiterar: Bienal y Exposhow son realidad gracias a las mujeres de Cali. Amparo Sinisterra de Carvajal con Fabiola Perdomo y Beatriz Barros, contando con el apoyo eficaz y discreto de la Ministra Mariana Garcés, hicieron posible la Bienal. Rosa Jaluff de Castro y Gladis Barona de Conde son las protagonistas del Exposhow desde su gestación. A todas ellas hay que decirles gracias por hacer de la nuestra una ciudad mejor, y gracias por su buen ejemplo. Ese que inspira a las mujeres de las nuevas generaciones como María Eugenia Lloreda, quien deja Invest Pacific después de atraer al Valle treinta y ocho nuevas empresas, las cuales han creado 4.600 empleos.

VER COMENTARIOS
Columnistas