Epicentro del voto a consciencia

Epicentro del voto a consciencia

Agosto 22, 2016 - 12:00 a.m. Por: Antonio de Roux

Como se deduce del fallo de la Corte Constitucional, en el plebiscito no se trata de manifestar aceptación o rechazo a la paz. La pregunta a contestar es si el votante está de acuerdo o no con lo pactado en La Habana. Por eso quienes desean forzarnos a tomar posición desde ya, cuando apenas se conocen avances y textos parciales de lo acordado, actúan de manera inoportuna, incluso irrespetuosa con el votante.A esos promotores de decisiones precipitadas se les olvida que solo los sicópatas están por la guerra, pero que los ciudadanos deseosos de una paz duradera, necesitamos analizar lo convenido y conocer el costo que la paz surgida en tales circunstancias, tendría para la institucionalidad y la democracia.En otras palabras el voto en el plebiscito tiene que ser informado y consciente, no apasionado ni caprichoso. Debe tener en cuenta todas las aristas del debate, sus aspectos éticos y sociales; estar tamizado por el sentido de la realidad y de las restricciones. Confieso que a estas alturas del camino me siento confuso. Quiero la paz y entiendo que debamos pagar por ella. Ese pago significa prodigar perdón a los integrantes de las Farc, abrirles espacios en los órganos legislativos y en la vida política. También proveerles garantías para que puedan incorporarse sin traumatismo a la vida civil y productiva. Pero hay asuntos de los acuerdos que hasta ahora no me cuadran. Por ejemplo, la famosa justica especial para la paz y su tribunal internacional me parece una caja de pandora peligrosa, que entrega pedazos importantes de la soberanía, y puede terminar persiguiendo a ciudadanos, empresarios, políticos, militares, etc. en una ordalía sin final conocido. Tampoco me gusta el procedimiento legislativo para la paz, que a partir de las meras declaraciones de principios consignadas en los acuerdos, podría fabricarnos una “constitución express” capaz de resquebrajar las instituciones democráticas y el Estado de Derecho.Pensando en resolver inquietudes de esta naturaleza e ilustrar a la opinión local sobre las posibles oportunidades creadas por los acuerdos, sumaron sus esfuerzos la Fundación para el Desarrollo Integral del Pacífico –FDI, la Alcaldía, la Sociedad de Mejoras Públicas y la Corporación Consorcio Ciudadano, para organizar el evento denominado Cali Epicentro de Desarrollo y Paz, que comenzará mañana en horas de la tarde y se prolongará a lo largo del próximo miércoles. Un propósito adicional de los organizadores es rescatar el centro histórico de Cali como lugar de las grandes deliberaciones ciudadanas. Por eso las sesiones de trabajo están programadas de manera paralela en el Teatro Municipal, el Centro Cultural, la Sociedad de mejoras Públicas y la Casa Merced. En cuanto a los contenidos temáticos se han definido cinco líneas de trabajo a saber: desarrollo económico, desarrollo social, transformaciones políticas e institucionales y arte como herramienta de paz.El programa previsto incluye intervenciones de Rafael Pardo, Humberto de la Calle, Sergio Jaramillo, Frank Pearl, Jorge Robledo, Iván Marulanda, Alejandro Eder, Juan Lozano y otros más. Amigo lector, usted que siente el deber de decidir a consciencia, no se lo pierda. Para mayor información e inscripciones consulte la dirección http://bit.ly/2b1tdoQ Tenga en cuenta que los cupos son limitados.

VER COMENTARIOS
Columnistas