Cali de Cámara

Septiembre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por: Antonio de Roux

El compositor y pedagogo Mario Gómez Vignes, escribió una documentada biografía del maestro Antonio María Valencia, el más destacado de los músicos vallecaucanos. Mario narra en su obra la creación del Conservatorio local en 1933, así como la intervención de Valencia en el proceso. En el recuento queda una cosa clara: la música culta en esta urbe se ha desarrollado gracias a personas o grupos que se comprometieron a aportar a la región una dimensión estética trascendente, orientada a hacer más amable y armónica la vida de sus conciudadanos.El compromiso de esas personas y sus contribuciones económicas, permitieron que Cali se situara en el meridiano de la música culta universal. Así llegaron artistas de la talla de Andrés Segovia, Nicanor Zabaleta, Claudio Arrau, Yehudi Menuhin, Badura-Skoda, y Jean Pierre Rampal. Proartes y su presidenta, Amparo Sinisterra de Carvajal, merecen reconocimiento especial al haber dado aire renovado a la continuación de ese impulso. La tradición caleña de convocar a los mejores, se expresa en otras iniciativas como el Festival Internacional de Música de Cámara –Cali de Cámara-, cuya segunda edición se celebrará entre el 30 de septiembre y el 7 de octubre próximos. El evento es apoyado por varias entidades como son la misma Proartes, La Tertulia y Bellas Artes; las Fundaciones Salvi, Harold Eder y Mac; la Secretaría de Cultura Municipal; Comfandi y la Universidad Javeriana. En la nómina de los auspiciadores también se encuentran empresas como Epsa, Celsia, Finesa y Constructora Bolívar. El Festival ofrece un magnífico programa de conciertos, en los cuales se dará cuenta de las múltiples facetas de ese genero delicioso que es la música de cámara.En la nómina de los invitados internacionales se cuentan el bandoneonista Rodolfo Mederos, discípulo preferido de Astor Piazzola, quien intervendrá en el concierto inaugural, junto a la aclamada violinista Mayuko Kamio. Igualmente harán parte de las presentaciones el oboísta Paolo di Cioccio, la chelista Elena Cappelletti, la soprano Sidney Mancasola y el director Francesco Belli, de grata recordación. La cuota nacional estará a cargo de varios solistas, entre los que se destaca el guitarrista Ricardo Cobo, nuestro admirado paisano. Igualmente actuará la orquesta juvenil Notas de Paz, que representa un verdadero orgullo vallecaucano. La parte grupal se enriquecerá con la presencia del trío Harmonía Mundi y el Conjunto Dolmetsch, entre otros. Es oportuno mencionar que en el cierre se ofrecerá un homenaje dos de las personas cuya contribución ha sido determinante para el florecimiento de la música culta en la ciudad, los maestros Luis Carlos Figueroa y Martha Lucía Calderón.Como aspecto importante cabe mencionar que la programación incluye el concierto de lanzamiento del Festival de Música de Cartagena, con la presencia de dos grandes pianistas: Ramín Bahramiz y Roberto Cominati. Tal oportunidad ha podido concretarse gracias a la labor facilitadora de la caleña Julia Salvi, directora de ese festival.Concluyo pidiendo a mis queridos lectores que con nuestra presencia en los conciertos apoyemos esta iniciativa. Al hacerlo estaremos contribuyendo a que Cali sea cada vez más una gran ciudad. Para mayor información sobre programación, boletería y abonos consultar en www.calidecamara.com

VER COMENTARIOS
Columnistas