Alvaralice, diez años

Alvaralice, diez años

Mayo 06, 2013 - 12:00 a.m. Por: Antonio de Roux

La Fundación Alvaralice celebra sus primeros diez años y exhibe una extraordinaria hoja de realizaciones. Creada por los hijos de Álvaro Garcés Giraldo y Alice Echavarría, la entidad se propuso recoger el legado filantrópico de estos dos personajes excepcionales, cuya generosidad dejó huella en la memoria colectiva por el apoyo que dieron en vida a la materialización de obras tan importantes como la FES, la nueva sede de la Universidad del Valle y la Clínica Valle del Lili.Hay dos características en la acción de Alvaralice que conviene resaltar ya que explican en buena medida su éxito. En primer lugar la Fundación no ejecuta directamente programas, sino que centra su esfuerzo en la movilización de recursos y en la administración eficiente de los mismos. En segundo termino se apoya en alianzas cuidadosamente estructuradas con instituciones reconocidas por su alta competencia en la gestión de proyectos. Entre los socios estratégicos de Alvaralice se cuentan Comfandi, Vallenpaz, el Pnud, el Departamento para la Prosperidad Social de la Presidencia, el Ministerio de Cultura y las universidades del Valle y Javeriana. Mención especial merece la Fundación Paz y Bien regentada por la hermana Albastella Barreto, cuya entrega al servicio de los necesitados ha inspirado muchas iniciativas sociales en la ciudad.Las ejecutorias más significativas de Alvaralice están representadas por la celebración del Simposio Internacional de Justicia Restaurativa, liderado por el Premio Nobel Desmond Tutu. Como extensión de esta iniciativa se adelantó el Proyecto de Coexistencia, Justicia Restaurativa y Paz, orientado a brindar formación avanzada dentro de este campo en varios municipios vecinos a Cali y en tres comunas de Aguablanca. Igualmente la Fundación llevó a cabo el Simposio Colombia Desafía la Pobreza, en el cual intervino como conferencista Muhammad Yunus quien fuera también ganador del Premio Nobel de la paz. Este evento sirvió como punto de partida para la organización del Simposio de Microfinanzas y Construcción de Paz, que convocó a cerca de 1800 participantes, incluyendo al Presidente de la República y a los presidentes del Banco Interamericano de Desarrollo y de la CAF.A partir del 2010 Alvaralice dio prioridad al diseño, financiación y construcción del Tecnocentro Cultural Somos Pacífico, ubicado en el sector de Potrerogrande. El complejo está llamado a mejorar el nivel de vida de más de cien mil habitantes de la Comuna 21. La inversión prevista supera los nueve mil millones de pesos y el sostenimiento será posible gracias al apoyo del Municipio de Cali. Óscar Rojas Rentería en su carácter de director Ejecutivo, fue protagonista principal de los logros reportados por Alvaralice en este período. Su compromiso, su ecuanimidad, su capacidad para el trabajo en equipo unidos al entusiasmo y empuje de María Eugenia Garcés Echavarría, lograron los frutos que hoy celebramos. Óscar se retira ahora cargado de merecimientos a gozar de su jubilación.El surafricano Desmond Tutu formuló un juicio certero, que describe el talante de la entidad y el de quienes han estado vinculados a ella. Tutu dijo así: “La fundación Alvaralice me impresionó por la pasión y dedicación de sus colaboradores por ofrecernos un mundo distinto: un mundo de compasión, ayuda, paz y solidaridad”.

VER COMENTARIOS
Columnistas