Tirando la casa por la ventana

Tirando la casa por la ventana

Julio 27, 2012 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Hoy es el día en que los británicos tirarán la casa por la ventana en el evento inaugural de las olimpiadas del  2012. A diferencia de Beijing donde la sola sede, El Nido del Pájaro es una obra de arte, el Estadio Olímpico londinense en el Oriente de Londres, un área considerada durante mucho tiempo peligrosa y deprimida, es modesto aunque tiene la misma capacidad para 80.000 personas que el Estadio de Beijing. Precisamente  después del extraordinario espectáculo que organizaron los chinos en el 2008, los ingleses decidieron hacer un acto de mucho ingenio y creatividad en manos de la persona más calificada para hacerlo, el conocido director de cine  y ganador del Oscar, Danny Boyle. Danny se hizo famoso por su película sobre los problemas sociales de la India, ‘Hágase Rico’ y ahora tiene en sus manos aterrizar el evento en un ambiente de cultura inglesa, cuyo título es La Isla de la Fantasía, ‘The Isle of Wonder’. También forma parte de su equipo otro creador de cine Stephen Daldry.Con el propósito de que el evento muestre los rasgos más auténticos de la cultura inglesa, Boyle recreará un partido de cricket, deporte inglés por excelencia que puede durar días sin definir el ganador, los picnics, el vicio de comer en el pasto junto con los yaibies y las lombricitas, y además una jauría de animales domésticos, entre los cuales hay 10 gallinas, 10 patos, 9 gansos, 30 ovejas, 3 vacas y 2 cabras, faltan los perros y los caballos, otros de los chicles de los ingleses pero que presumo que Boyle, como buen proletario, los considera  patrimonio de los oligarcas.En este escenario se desarrollará un espectáculo de tres horas que comienza con los sonidos de una campana gigante de 27 toneladas que tiene inscrita esta cita del dramaturgo británico, Willian Shakespeare (“Be not afeard, the isle is full of noises”). No temas, la isla está llena de ruido. Y el ruido va a ir creciendo en la medida que se arman los diferentes espectáculos cada uno de mejor calidad, incluyendo las diferentes manifestaciones de la música desde la clásica de los Proms hasta la popular, para cerrar con la participación del ex beatle Sir Paul McCartney. Naturalmente la reina estará presente y otros miembros de la realeza como los populares William y Kate.Todo Londres participa del evento. No hay caos en los aeropuertos y la organización es milimétrica, pero no se ve tropa aunque en los sitios de los eventos hay requisas exhaustivas, dicen que cada segunda persona es un agente de Scotland Yard. No es extraño ver al equipo de remo entrenando en las aguas del Río Támesis, mientras que los atletas se preparan para la triatlón en el lago de la Serpentina  y en los caminos florecidos de los parques londinenses.

VER COMENTARIOS
Columnistas