Tanja, Nijmeijer este es tu reto

Tanja, Nijmeijer este es tu reto

Octubre 19, 2012 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

En el 2007 escribió en su diario encontrado después de un bombardeo a un campamento de las Farc, “me repugnan la promiscuidad que existe en la guerrilla y los privilegios que tienen los comandantes”. Estas afirmaciones le costaron a Tanja Nijmeijer, la insurgente holandesa de las Farc, que la enviaran como castigo a la guardia privada del ‘Mono Jojoy’, aunque algunos guerrilleros pedían que la mataran. Gracias a los buenos oficios de ‘Raúl Reyes’ se le respetó la vida. No se supo mucho de ella durante cinco años, luego se especuló que había fallecido junto a ‘Jojoy’. Hoy reaparece en su papel de negociadora de la paz, pidiendo que le levanten una orden de captura de la Interpol, ya que fue condenada por un juez norteamericano con otras 17 personas, por el delito del secuestro de los contratistas estadounidenses. No es un secreto que el cuerpo de las mujeres guerrilleras es parte del botín de guerra y que en los campamentos son  violadas, hasta que un hombre las acoge como su compañera. Igualmente, si quedan embarazadas son obligadas a abortar so pena de someterlas al fusilamiento.En este proceso en que las mujeres son un cero a la izquierda y, que entre los temas propuestos no se considera ninguna forma de resarcir el daño causado a ellas, las Farc se ha anotado una victoria táctica con la inclusión de Tanja en las mesas de negociaciones. Desde ya, el rostro de Tanja con su sonrisa y ojos inteligentes se ha robado el show mediático de esta semana. No son pocos los que quieren saber si se fue al monte enamorada de algún apuesto guerrillero o si por el contrario tenía profundas convicciones sobre la injusticia social y creía firmemente como lo manifestó  en una entrevista para el analista León Valencia, coautor del libro sobre la vida de Nijmeijer, que sólo por la vía armada se podía lograr la revolución y que esta sería en Colombia y no en Holanda. Pero si alcanzó a cuestionar con amargura, en el diario encontrado por la inteligencia militar: “¿Cómo será cuando tomemos el poder? ¿Las mujeres de los comandantes en Ferraris, con implantes en los pechos y comiendo caviar?”.Ahora Tanja, perdonada por sus críticas a las costumbres guerrilleras, va a ser una de las negociadores de las Farc. Qué enorme responsabilidad para esta mujer de 34 años, ser la única que pueda llevar la vocería de la mujer e incorporar en la agenda de negociaciones no sólo las reivindicaciones por los crímenes de lesa humanidad, sino también las propuestas con perspectiva de género, la necesidad de una reincorporación con liderazgo femenino en ciudadelas ecológicas agrícolas con desarrollo sustentable, donde se respete el medio ambiente y se produzca comida. Suerte Tanja.

VER COMENTARIOS
Columnistas