Seguidores de Maquiavelo

Seguidores de Maquiavelo

Agosto 24, 2012 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Después de 3 meses de penurias, de preguntarse de dónde vino la injusticia, de tener una madre enferma y una familia torturada por el desprestigio a Sigifredo López lo dejan en libertad. Es un caso insólito, desencadenado por un video escudriñado por el Fiscal 38 de Derechos Humanos sin ton ni son, donde aparece un sujeto planeando el secuestro de los diputados que dicen parecerse a Sigifredo. La Fiscalía se moviliza para probar su razón. Aparecen testigos comprados, que admiten haberlo hecho a instancias del director de una ONG de Derechos Humanos. Otro guerrillero preso dice que el hombre en el video era su exjefe, ‘J.J’, muerto hace unos años, testimonio que pareciera creíble pero desestimado por el ente acusador.Aun más extraño es que el caso de Sigifredo ocurra al día siguiente del atentado contra el exministro Fernando Londoño obligando a los medios a olvidarse del incidente y a enfocarse en la acusación al exdiputado, quedando en segundo plano la noticia sobre el Ministro estrella de la administración Uribe, coincidencialmente en lo mas álgido de la pelea entre el Presidente y el exmandatario.No es hilando delgadito pero en este pugilato también hay otras víctimas como la fiscal Viviane Morales, atacada por su relación con Lucio, por periodistas de tendencia Uribista, que la llevan a renunciar cuando estaba en una de las investigaciones más importantes sobre la falsa desmovilización de la compañía ‘Cacica la Gaitana’ que involucra al excomisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo. A este caso se le han dado vueltas y revueltas, a veces absolviéndolo y ahora, quién sabe por qué circunstancia solicitando ante el Interpol una circular roja para hacer efectiva la orden de captura en cualquier lugar del mundo ya que el psicólogo está desaparecido y fuera del país.Cuando Sigifredo propone hacer una fundación contra los falsos testigos que parecen tienen a más de uno enjuiciado, ignora el componente político. Y es que esto no solo ocurre en Colombia, en Inglaterra, el país de las comedias satíricas una de la obras de teatro de mayor éxito ‘Sí Primer Ministro’ muestra a un mandatario enredado en un problema de faldas con la hija de una empleada doméstica que terminan acusándola de terrorista en una espectacular solución al escándalo que se le venía encima. Luego, su asesor político le aconseja que para desviar la atención de la crisis económica, proponga un impuesto mundial a la gasolina y así evitar el calentamiento global. Argentina se ha vuelto experta en declarar guerras por las Malvinas cada vez que se complica la situación interna del país. Precisamente son los seguidores de Maquiavelo que aún siguen utilizando sus artimañas para gobernar al mundo.

VER COMENTARIOS
Columnistas