¿Se cumple la ley de cuotas?

Agosto 13, 2010 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

7 de agosto del 2002. Las mujeres colombianas recibimos con júbilo el nombramiento de seis mujeres en el gabinete del presidente Álvaro Uribe; pareciera que la larga pesadilla de demandas contra el gabinete presidencial por no cumplir con la Ley de Cuotas que caracterizó el gobierno de Pastrana era cosa del pasado y desde ese momento todos los mandatarios se cuidarían de nombrar como mínimo un 30% de mujeres. En un gabinete de trece, seis mujeres eran más del 45%, y además por primera vez en el Hemisferio se nombraba a una mujer en la cartera de Defensa, y los militares estaban de acuerdo. A medida que transcurrió el gobierno de Uribe su participación fue languideciendo, y al finalizar los ocho años sólo quedaban tres: en Educación, Comunicaciones y Cultura, y ya en ese momento el gabinete era inconstitucional y demandable. El Observatorio de la Equidad dejó de funcionar, pues nadie quería cuestionar al presidente Uribe, más por algo quijotesco como la Ley de Cuotas.Mockus había dicho que el gobernaría con las mujeres y Santos fue enfático en expresar la teoría tantas veces repetida de que la Ley de Cuotas no la necesitaban las mujeres y que deberían surgir por sus propios méritos, el techo de cristal que tanto nos preocupa no existía en la realidad, aunque en ningún país en la historia moderna ha sido posible llegar a los niveles decisorios sin ayuda legal. Sólo basta con seguir los noticieros para saber que en gobierno y en política, las mujeres están en franca minoría. El presidente Santos ha nombrado cinco mujeres en un gabinete de 14, poco más del 30% de ley. Mariana Garcés en Cultura se lo merece, lo ha luchado desde joven y será una excelente ministra. Sandra Besudo en el nuevo Ministerio de Medio Ambiente, que se separa del de Vivienda, hará una labor extraordinaria, conoce del tema y lo siente, desde el mar hasta las montañas. En Relaciones Exteriores, dada la complejidad del tema con Venezuela y Ecuador se necesita una mujer con su espíritu conciliatorio de las características de María Angela Holguín. En Vivienda, importantísimo el papel de Beatriz Uribe, egresada de la London School of Economics, para sacar adelante las ciudadelas de las mujeres, y en Educación una bugueña, que se ha desempeñado como presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá. También y no gracias al presidente Santos tenemos una mujer dirigiendo la oposición, Clara López. Reciben estas ministras un mandato de las mujeres que luchamos por la Ley de Cuotas y nuestro deseo es que trabajen junto con la bancada de mujeres del Congreso liderada por Dilian Francisca Toro y Gloria Cuartas quienes seguramente seguirán promoviendo leyes que beneficien a las mujeres como fue la ley de la no violencia contra la mujer.

VER COMENTARIOS
Columnistas