Olimpiadas a la Inglesa

Agosto 10, 2012 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Las Olimpiadas del 2012 son sin duda la mejor muestra de la creatividad inglesa. El evento inaugural en que Danny Boyle convirtió la grama del Estadio Olímpico en un escenario para recrear la historia de Inglaterra, sus logros, personajes, el humor inglés representado por Mr. Bean y hasta la reina Isabel que se prestó para que James Bond la sacara del Palacio en una misión secreta y por primera vez en la historia alguien se disfrazara como ella para saltar de un helicóptero en medio de 60.000 espectadores para luego aparecer un poco despeinada a inaugurar las Olimpiadas.Además del espectáculo hay que resaltar la solidaridad de los británicos. En el evento, participaron médicos, enfermeras, niños y hasta ancianos, todos voluntarios compartiendo con los actores profesionales. El 40 % de los ingleses se ofrecieron para ayudar a guiar a los turistas en un ambiente de fiesta y seguridad incomparable. La señalización en rosado y blanco no permite que nadie se pierda pues comienza desde las mismas estaciones del metro. Personas del común, de todas las edades portando el emblema de los juegos dan la información que solicita el visitante. El manejo de multitudes, evacuándolos organizadamente en un tiempo récord es también de resaltar. 60.000 espectadores salieron del Estadio de Wembley en el partido femenino entre Inglaterra y Brasil, todos buscando el mismo tren y fueron evacuados en menos de una hora. Para los que no consiguieron boletas varias pantallas gigantes en sitios claves le daban la oportunidad a todo el mundo de participar. Las calles se han convertido en escenarios y desde allí vimos a nuestro ciclista Rigoberto Urán ganar su medalla de plata. También lloramos en Excell cuando se cayó la pesista Lina Rivas y aplaudimos a la yudoca Yuri Alvear.Colombia estaba por todas partes, en las estaciones del metro había avisos invitando a visitar a nuestro país y en frente de Harrods el almacén más famoso de Londres estaba una exposición del National Geographic dedicada a Colombia. Nos sentimos orgullosos de ser colombianos, definitivamente la imagen nefasta de los años 90 ya se quedó enterrada con el siglo pasado.El estilo inglés de las Olimpiadas es ahora el de un país pujante, con edificios de diseños alucinantes como el Shard, el más alto de Europa, batiéndose como una espiga de cristal al viento o el Gherkin como un pepino, y los escenarios deportivos a cual más espectacular, donde se han conjugado los mejores arquitectos del mundo, desde las piscinas diseñadas por la iraní Zaha Hadid o el velódromo obra de Thomas Heatherwick, diseñador de las hojas que iluminaron la llama olímpica. No hay duda que Londres es la capital del Siglo XXI.

VER COMENTARIOS
Columnistas