No al voto en blanco

No al voto en blanco

Marzo 07, 2014 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Aquellos a quienes les ha dado la ventolera por votar en blanco se han equivocado rotundamente y ojalá corrijan ese error antes de las elecciones. En un acto de prepotencia o de ignorancia, algunas personas han decidido que de los 2.386 candidatos y candidatas al Senado y a la Cámara, que van desde la extrema izquierda con el partido Comunista hasta la derecha recalcitrante del Centro Democrático no hay ninguno que los represente. Hay verdes, cristianos, ateos y del Opus Dei, indígenas y afrocolombianos, gays, primerizos, jóvenes y viejos, locos e intelectuales, algunos corruptos, por esos no se vota, y gracias a la política de equidad de género hay muchas mujeres con posibilidad de salir elegidas. Las mujeres tenemos el deber histórico de votar por nuestras congéneres y que en el próximo Congreso se llegue a esa masa crítica para que la bancada femenina legisle a favor nuestro. Necesitamos una ley de no violencia contra la mujer con dientes para que los uxoricidas tengan penas ejemplarizantes y no terminen como el homicida de Rubiela, la mujer que fue apuñalada ante los ojos aterrados de los pasajeros del MÍO, con unos pocos años de cárcel, porque un abogado argumentó que no hubo sevicia y no era compañero permanente. Que en las juntas directivas tanto privadas como públicas haya igualdad de género, y que alcaldes y gobernadores cumplan con la Ley de Cuotas. Que no nos tumben la libre opción de la maternidad en los casos de violación y de peligro de la vida de la madre y del feto. Que en los planes de vivienda de interés social las mujeres no sean desalojadas porque él se consiguió otra y le hizo la vida imposible hasta sacarla a punta de maltrato. Las que queden elegidas deben adoptar una forma distinta de hacer política. Con la ética del cuidado hay que construir ese nuevo país. Necesitamos ciudadelas ecológicas con liderazgo femenino, donde convivan todos pero sin armas pues hay que desarmar los corazones.Y en vez de votar en blanco, y si buscamos una propuesta alternativa, allí está Ati Quigua, La arawaca de la Circunscripción Especial Indígena para el Senado, que cree en la madre tierra y que el centro del universo está en medio de la Sierra Nevada. Y para la Cámara, Sofy Ospina, del Partido Verde, Libia Serra de Opción Ciudadana, Griselda Restrepo del Partido Liberal, y Stella Díaz Varón de la U y como no soy goda no recomiendo a nadie pero que las hay, las hay.

VER COMENTARIOS
Columnistas