Mujeres a la Presidencia

Mujeres a la Presidencia

Abril 27, 2017 - 11:55 p.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Desde ya cinco mujeres de trayectoria se alistan para participar en las próximas elecciones presidenciales representando una gama de tendencias que van desde la izquierda democrática, hasta la derecha recalcitrante; Clara López, se rumora que contará con el aval de la Alianza Social Independiente aunque sus planteamientos por la paz podrían asemejarse a los del partido de gobierno. Claudia López de la Alianza Verde, Piedad Córdoba del Poder Ciudadano, Martha Lucía Ramírez del Partido Conservador y María Rosario Guerra de la Espriella del Centro Democrático, todas tienen experiencia ya sea parlamentaria o en la administración y en el caso de Martha Lucía Ramírez, Clara López y María del Rosario Guerra, recorrido ministerial.

No olvidaremos la dura lucha de Martha Lucía Ramírez en el Ministerio de Defensa, una cartera tradicionalmente de hombres, cuando trató de racionalizar el gasto de ese ministerio, terminando enfrentada a los cómodos militares y sin poder culminar su gestión. La resurrección de Piedad Córdoba después de su obligada muerte política en manos del procurador Ordóñez, los ataques a los que ha sido sujeta Claudia López en el Congreso y lo más reciente, la exclusión de Clara López del Polo Democrático por haber aceptado la cartera de Trabajo en el gobierno de Juan Manuel Santos. Pero ese es el precio de la lucha política y no es fácil ser mujer en este mundo patriarcal. Veo mejor a Clara independiente, aunque la engorrosa inscripción por firmas podría inclinar el péndulo hacia el aval de la Alianza Social Independiente y a Martha Lucía, la percibo mejor en el Partido Conservador que en la nefasta compañía que asumió durante el plebiscito.

Para aquellas activistas que trabajamos desde las diferentes organizaciones femeninas por la Ley de Cuotas, no hay duda que vemos con orgullo el éxito de nuestra gestión que en su momento pareciera una locura quijotes. La ley de Cuotas colombiana por la cual se luchó desde la Constituyente es única. Era lograr que en los niveles decisorios de la administración pública hubiera por ley un número igual de mujeres y de hombres. Así era el espíritu del artículo 40 numeral 7 de la Constitución Política que en su ambigüedad, sólo mencionaba que la participación debería ser adecuada y efectiva. Los congresistas tomaron diez años en convertir ese precepto constitucional en la Ley 581 del 2000, pensando que adecuado y efectivo sería el 30%, y después de haber sido manoseada por senadores machistas tuvimos la suerte de contar con Yolima Espinoza y Vivian Morales para que la ley de cuotas fuera realidad. Hoy tenemos todas las posibilidades de elegir a una mujer como presidente, pero si es importante que las mujeres apoyemos con generosidad a nuestras congéneres en las próximas elecciones.

Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS
Columnistas