Jaime Gilinski mira hacia Colombia

Jaime Gilinski mira hacia Colombia

Diciembre 11, 2015 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Es el único caleño que está en la revista Forbes entre los hombres más ricos del Planeta, en el puesto 577. Nació en diciembre de 1957 y parece que el 7 es su número de suerte. Salió de Colombia a los 17 años, después de terminar bachillerato en el colegio Hebreo Jorge Isaacs, para estudiar Ingeniería en el Instituto de Tecnología de Georgia. Luego entró a Harvard a hacer una maestría en Negocios, donde hoy financia jóvenes judíos talentosos. Muy joven empezó a trabajar en el reconocido Banco de Inversión Morgan Stanley donde absorbió los secretos de las finanzas. Recientemente dictó una conferencia en la Universidad de los Andes contando su experiencia como ejemplo de vida.Perla Bacal su madre fue alumna destacada del Liceo Benalcázar y su padre Isaac Gilinski, un reconocido industrial vallecaucano, dueño entre otras empresas de Atila de Colombia, Andina de Herramientas, Bon Brill, algunas de ellas empresas familiares que manejaba con su hermano Lazar a quien recuerdan como un extraordinario bailarín. Algunas personas que trabajaron con Jaime en Financiera Internacional lo recuerdan como un trabajador incansable y una persona de visión. En 1991 convenció a su padre que comprara por US$13 millones la filial colombiana del Banco de Crédito y Comercio Internacional, un banco que venía de estar envuelto en un escabroso escándalo de corrupción y lo convirtió en el Banco Andino, que en dos años pasó de tener activos de 60.000 a 225.000 millones.Pero quizá su mayor triunfo fue haber comprado en el martillo simultáneo en Cali, Bogotá y Medellín el 75% del Banco de Colombia que había sido nacionalizado por Belisario Betancur tras los escándalos de Jaime Michelsen en los años 70. Fue una transacción por US$400 millones, dinero que no tenía y que logró conseguir con diferentes inversionistas entre ellos George Soros, muy querido por los movimientos de mujeres por haber financiado incontables proyectos a nivel mundial.Como todo no es color de rosa terminó enfrascado en un litigio con el Sindicato Antioqueño por más de 10 años por detrimento patrimonial de los accionistas minoritarios.En años recientes su banco panameño Gilinski National Bank (GNB) adquirió el Banco Sudameris y el HSBC en cuatro países de Suramérica. En Colombia, el HSBC venía dando perdidas con una baja en la acción de 60 pesos a 1,50. Ahora es noticia por la compra del 7,5% de acciones en el Banco Español Sabadell, notable por ser uno de los bancos que maneja los envíos de los colombianos desde España a Colombia. En esa forma se vincula estrechamente a su país de origen, disminuyendo la discriminación que sufren los colombianos que trabajan duramente en el exterior y con sus envíos sostienen a 5 millones de colombianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas