Invento diabólico

Diciembre 12, 2014 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Los colombianos no hemos perdido nuestra capacidad de auto destrucción y la pólvora nos ofrece esa excitante combinación de ruido, color y peligro. Para cualquier cultura que ha sido víctima de bombardeos, el ruido es estresante así se disfrace de juegos pirotécnicos supuestamente artísticos pero del mismo origen que la pólvora bélica.La pólvora fue inventada en la China entre el Siglo VII y el siglo X por un hombre llamado Li-Tang supuestamente en busca del elixir de la eterna juventud. En un principio estaba dedicada a espantar los malos espíritus y luego una formula mejorada o polvo negro para hacer cohetes de madera que utilizaban para sus festividades y para atacar al enemigo. El uso militar de la pólvora fue usada por los Mongoles contra los húngaros en 1241.Dice la leyenda que la formula llegó a Europa en 1334. La receta consistía de un mezclado de carbón azufre y salitre que un religioso comunicó a un Abad del monasterio donde pernoctó. A la mañana siguiente el monje que se encontraba en la puerta vio con horror que debajo de los ropajes monacales le asomaba un rabo peludo: era el mismo diablo que el terrible invento venía a perturbar para siempre la historia del mundo.En Colombia se utiliza lúdicamente pero también, en las campañas políticas donde no podían faltar los polvoreros y recuerdo con horror llegando a Cartagena con un marido europeo un 11 de noviembre, siendo atacada por carnavaleros que tiraron busca niguas dentro de nuestro taxi causando enorme malestar. El 7 de diciembre es el primer día decembrino de uso de pólvora y el comienzo del dolor de cabeza para las autoridades de salud pública. A nivel nacional se disminuyeron los accidentes de quemados pero en el Valle aumentaron. Se detectaron varios establecimientos clandestinos y el ingreso de pólvora china baratísima por las fronteras con Venezuela convirtió este en un negocio mejor que el microtráfico. Si bien la Secretaría de Gobierno de Cali ha hecho un esfuerzo enorme para erradicar la distribución, en todos los barrios hubo estallidos de pólvora dejando el cielo da la ciudad de un terrible color rojizo ahumado. En Cali hubo 4 quemados graves reportados. Las luces de bengala si queman y pueden llegar a una temperatura de 500 grados que afecta cualquier tejido blando. Jalón de orejas a la administración, no era del caso el encender la luces navideñas con juegos pirotécnicos pues el ejemplo debe venir de casa. La pirotecnia tiene el mismo origen que la pólvora bélica y aun sigue viniendo de la China donde muchas familias dependen para su sustento de la fabricación del polvo negro.

VER COMENTARIOS
Columnistas