El reto de las congresistas

El reto de las congresistas

Julio 11, 2014 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

El nuevo Congreso va a contar con un 20% de mujeres la cuota más alta hasta ahora en Colombia. 23 Senadoras y 28 Representantes. Más alta que en los Estados Unidos con un 18% y sobrepasada por Argentina donde hace 10 años se implementó la ley de cupos que ha logrado pasar de un 3% en el Senado a un 39%. En Colombia se ensayó por primera vez la ley de cuotas en el Congreso elegido este año, el 30% de las listas deberían estar compuesta por mujeres. Pese al pataleo de los directorios y los politiqueros se logró su objetivo. Es cierto que algunas fueron elegidas en la lista cerrada del Centro Democrático pero esto no demerita su importancia ni el compromiso para continuar con el trabajo que con tanto esfuerzo hicieron sus antecesoras empezando por la bancada de las mujeres iniciada por Dilian Francisca Toro autora de la Ley de no violencia contra la mujer. Como muchos de los logros de las mujeres, la Comisión para la Equidad de la Mujer del Congreso es poco conocida. Fue un esfuerzo de la bancada de las mujeres consolidada finalmente por Gloria Ramírez del Polo Democrático. Gloria presidió la Comisión y logró importantes avances como incluir la economía del cuidado conformada por el trabajo de hogar no remunerado en el Sistema de Cuentas Nacionales.Pero quizá el más grande flagelo es la violencia intrafamiliar. En el 2008 se aprobó la ley 1257 de “no violencia contra la mujer” pero esta ley no ha funcionado y es allí donde las mujeres que fueron elegidas al Congreso del 2014 deben sacar adelante leyes complementarias. Tienen un aliado que es Roosevelt Rodríguez, representante del sector de Dilian cuyo compromiso es hacer viable la 1257. En los últimos 5 años se presentaron 232.362 casos de violencia de pareja hacia las mujeres y son pocos los condenados. En el 2013 se presentaron 133.724 denuncias por violencia intrafamiliar, 41.320 casos más que en el 2012. Los feminicidios son cada día mayores. La violencia se genera en la casa, los planes de vivienda del gobierno deben incluir un empoderamiento de las mujeres, con comités de convivencia manejados por ellas y control estricto del uso del alcohol. En la Eco-aldea Nashira donde las mujeres mandan, habitan 400 personas. Se ha erradicado la violencia doméstica, y el embarazo en adolescentes. Quizá las congresistas pudieran promover un modelo de comunidad con vocación de paz. Ese es el reto para el Congreso del 2014, si hay paz en la familia hay paz en el país.

VER COMENTARIOS
Columnistas