El Hospital agoniza

Septiembre 09, 2011 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

$165.000 millones le adeudan las EPS al Hospital Universitario del Valle. No hay gasa, ni insumos y hace días que los empleados no reciben sus mesadas. Los vemos por allí, manifestando con carteles, pidiendo que alguien haga algo. Nos acostumbramos a sus caras desesperadas y a los correos de médicos que piden a gritos que se resuelva el problema; ahora se suma la Universidad del Valle, pues su facultad de Salud, reconocida mundialmente por sus grupos de investigación y programas de postgrado y doctorado, terminaría inoperante si cierra el hospital.El HUV es la institución hospitalaria pública más importante del suroccidente del país y la más grande de Colombia, con 576 camas. En el 2010 el HUV realizó 99.459 consultas de urgencias; 193.542 consultas especializadas ambulatorias; 6.044 eventos obstétricos; 31.766 cirugías; 887.542 exámenes de laboratorio y 114.545 imágenes diagnósticas. Lo más grave es que el Hospital se encuentra desbordado, con una altísima congestión y con los índices de violencia disparados en la región y la guerra en el Cauca. Estamos frente a un ‘hospital de guerra’.¿Dónde está la plata? ¿Por qué no pagan las EPS? Los deudores más grandes son las EPS encargadas del régimen subsidiado, la Dirección Seccional de Salud del Valle que depende de la Gobernación, que es donde van todos aquellos que no tienen ningún plan de salud y entre las privadas SaludCoop, la EPS intervenida que se gastó la plata en centros vacacionales y canchas de golf. Pero esto no es asunto del Hospital, si bien el sistema no funciona y eso lo sabemos hace rato no podemos permitir que el déficit no se solucione y que se cierre el hospital. No sé cómo duerme el Gobernador con ese problema encima, y cómo no ha logrado que por se le pague al hospital lo que le adeuda la Gobernación. No podemos hacer como el avestruz y meter la cabeza en la arena. Ya es hora que junto con los estamentos más importantes de la sociedad, le exijamos al gobierno que solucione el problema. Las EPS se quejan que Bogotá no les gira y el desgreño es tal y a lo mejor la corrupción, que la deuda sigue creciendo a expensas de los hospitales. Ya es hora que se decrete una emergencia nacional, y así como se inventaron el 4 por mil para salvar al sector financiero, y hace tres años ante la iliquidez del municipio de Cali, que perdió los ingresos de sus Empresas Municipales por causa del negociado de Termoencali, el alcalde Ospina logró que los habitantes financiaran con un impuesto de valorización lo que no podía hacer con recursos propios, busquemos soluciones: se podrían generar unos bonos pro salud, o que los bancos que tan generosamente los salvamos salgan a rescatar a los hospitales. Gobernador, no nos puede pasar con la salud lo que nos pasó con la vivienda rural.

VER COMENTARIOS
Columnistas