Del fútbol

Junio 27, 2014 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Mi amiga María Teresa Arizabaleta me contó que cuando pequeña, única mujer entre seis hombres, jugaba fútbol con ellos, mataba pájaros con cauchera y no había quién la entrara de la calle. Su padre la favorecía y le inculcó el valor de la igualdad. Yo también fui expuesta al fútbol desde chiquita. Mi padre era socio del Boca Juniors y me llevaba todos los domingos a los partidos, me convertí en la mascota del equipo. Luego me casé con un artista y músico que además era arquero del equipo de la universidad. Al llegar a Colombia conoció a otro inglés que había armado un equipo empresarial y como no había portero terminó dedicando los feriados a jugar en las canchas de barrio, en ese entonces llenas de piedras, de botellas y de tapas. Así fue como un domingo acompañado de su fiel esposa terminó con un guayo incrustado en la frente y una herida que no paraba de sangrar. Mi marido sobrevivió el accidente y aunque apaga el televisor cuando pierde Inglaterra, la afición está intacta. Por eso me siento con capacidad para opinar. A Inglaterra le faltó visión del arco en todos los partidos y cayó agobiado por el calor y la humedad. Colombia es un equipazo solo que en el primer tiempo del partido del martes nos tenía a todos en vilo, no era el onceavo al que nos habíamos acostumbrado. La situación cambió dramáticamente con la entrada de James Rodríguez. Los analistas sostienen que la táctica de Pékerman de darles descanso a los titulares va a ser definitiva en el partido con Uruguay. Faryd Mondragón logró con una corta participación coronarse como el más veterano jugador en haber participado en un mundial con 43 años y 3 días.Que suerte que no nos corresponde enfrentarnos a Costa Rica, hubiera sido una pelea muerte entre dos directores técnicos. Pinto y Pékerman. Pinto, después de que le hicieron el cajón en la Selección Colombia terminó aceptando la oferta de los ticos, que ahora están demostrando que la disciplina y la exigencia dan frutos y aunque él no lo reconoce, sí le hubiera gustado sacarse el clavo con Colombia. Uruguay le ganó a Italia en un partido con tarjeta roja expulsión y mordisco y qué bien le cae a Colombia la sanción que recibirá Suárez por morder a Chiellini. Toda Colombia va a estar de pie el sábado en esta Copa Mundo de infarto. El triunfador es la capacidad del pueblo colombiano de reformarse. Después de muertes, riñas, heridos y vandalismo ocurrido como resultado del partido entre Colombia y Costa de Marfil el martes pasado con ley seca hubo pocas riñas y el país pasó en paz. Moraleja: el licor es el salvajismo de la humanidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas