De mujeres

Noviembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

La semana pasada se llevó a cabo en Bogotá la Cumbre de Mujeres patrocinada por el Pnud y otros organismos internacionales. “No parimos hijos para la guerra” fue la consigna y un llamado para que continúen los diálogos de paz  y no se suspendan por consideraciones electorales. La queja, tantas veces repetida, la falta de mujeres en la mesa de negociación. Una paz de solo hombres nunca va a funcionar. Los diálogos siguen dijo Humberto de la Calle en los 50 años de la Fundación Corona  y defendió el primer punto, la parte agraria y el derecho de los excombatientes a participar en política. Habló del perdón y de la reconciliación.¿Podrán coexistir el Procurador del Opus Dei y los excombatientes marxistas? Ya vimos que no con Petro. Los patriarcas van derecho al fracaso sin una dosis de matriarcado, de perdón y de reestructuración de la sociedad lejos de las actitudes guerreristas.Por eso, la próxima semana, en Palmira se inaugura el tercer congreso internacional de Matriarcado donde académicas de talla mundial van a proponer una solución a la guerra y una sociedad nueva con parámetros matriarcales. Así como la cumbre de mujeres tuvo poca difusión, los círculos matriarcales se van a hacer visibles caminado por las calles de Palmira y Cali el 5 en el Bulevar del Río a las 5:00 p.m. y el 6 de noviembre en el parque de la Factoría en Palmira a las 4:00 p.m., llevando pendones gigantes de las Diosas de Lydia Ryule, reconocida artista norteamericana, que elaboró para esta ocasión las diosas colombianas, como la Pasha Mama de la cultura de San Agustín y el Abra Matríglafo, rupestre de más de 12.000 años encontrada en Cundinamarca cerca de las salinas de Zipaquirá. Por otro lado la artista Austriaca Magdalena Frey, gran exponente de la fotografía y el video arte inaugurará su exposición el Viernes en Comfandi, Palmira.Después de estos dos eventos, imposible que no se reconozca el liderazgo femenino y se continúe excluyendo a las mujeres de las mesas de conversación. El 9 de noviembre también se inicia la inscripción de las listas de Cámara y Senado, que deben incluir un 30% de mujeres en los primeros renglones y no de relleno, para que no pase como con las listas de Concejo y Asamblea de las elecciones pasadas que muchas fueron anuladas por no cumplir con la ley de cuotas. En Argentina el Congreso después de tener solo un 7% de mujeres pasó a tener el 30% cuando se implementó la obligatoriedad de incluir mujeres en las listas. Esperamos que en Colombia, esto ocurra con creces y de l1% brinquemos al 40. Las mujeres han sido juiciosas en el Congreso, la Bancada de Mujeres bajo el liderazgo de Goria Ramirez ha hecho importantes aportes sobre todo en la legislación sobre violencia contra la mujer. ¡Mujeres, a votar por las mujeres!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad