Crisis de la familia nuclear

Crisis de la familia nuclear

Abril 15, 2016 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Matrimonios del mismo sexo, relaciones toalla (tu allá yo acá), 37%de las parejas colombianas en unión libre, divorcios y relaciones extramaritales y para completar el 84% de bebes nacidos en Colombia son de mamás que nunca se casaron ni por lo civil ni por la iglesia, según un estudio de la Universidad de la Sabana. Este es el panorama en los últimos 40 años. Compromisos de estar unidos hasta que la muerte nos separe perdieron su vigencia si alguna vez la tuvieron.El Procurador y el Opus Dei se aterran por el matrimonio entre personas del mismo sexo como una violación a la Constitución que en su Artículo 42 dice: “La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla.” Evidentemente la nueva familia que se constituye no es de un hombre y una mujer pero sí de la voluntad responsable de conformarla pues no se especifica de quién es esa voluntad, ¿de dos personas del mismo sexo?, ¿de un grupo colectivo o de un clan matriarcal?El concepto de familia ha evolucionado radicalmente y aferrarse a la familia nuclear es tratar de tapar el sol con las manos. Las relaciones sexuales cada día están más distantes del deseo de procrear y los niños nacen por error. ¿Cuantas veces no es el resultado de una noche de parranda con múltiples compañeros? Un estudio para identificar a los padres biológicos de niños que sufren de autismo arrojó evidencias preocupantes: el 60% no eran del supuesto padre, pero ante la reserva obligatoria de los investigadores este tipo de información es de carácter estrictamente reservado. Las madres buscan a veces un padre para ayudarles a sobrellevar el peso económico, pero también son los abuelos y las abuelas las que en tantos casos terminan siendo la familia del niño.Ante este panorama de crisis de la familia nuclear, ¿sería del caso regresar a los clanes matriarcales? comunidades madre céntricas donde es desde la casa que se dirigen todas las actividades tanto lúdicas como sociales y económicas. Las hijas tienen una habitación con puerta a la calle donde reciben las visitas de los novios pero los hijos son del clan de sangre y la figura paterna es el hombre principal del clan ya sea hermano o tío y el responsable económicamente del cuidado del niño. Este tipo de relación al no haber vínculos de amor eterno, ni celos, ni fidelidad no causa el trauma de la familia nuclear. La estabilidad económica es garantizada por el clan y las relaciones sexuales así hayan hijos no se convierten en el peso de la responsabilidad.Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS
Columnistas