¿Casas gratis?

¿Casas gratis?

Noviembre 02, 2012 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Tamaño zafarrancho armaron los vecinos del barrio Ciudad Córdoba y el Morichal de Comfandi por la escogencia de un lote de 300.000 metros cuadrados donde se construirán 4.335 viviendas gratuitas para las personas pertenecientes a la Red Unidos o sea los desplazados y vulnerables.Los futuros vecinos del barrio Llano Verde, el sugestivo nombre que le darán al nuevo conglomerado, se quejan de la nefasta experiencia de Potrero Grande donde ubicaron a los habitantes de la zona más pobre  del jarillón, conocida como Villa Mosca y que se ha convertido en antro de delincuentes donde hay que pagar peaje a las Bacrim para entrar.Fuera de regañar a los inconformes por su falta de solidaridad, Vargas Lleras no parece ofrecer ninguna solución. La piñata de viviendas se va a abrir como en anteriores ocasiones a una comunidad que no se conoce, sobre la cual no hay estudio socioeconómico, no se van a apropiar de su territorio antes de la construcción de viviendas ni las harán por autoconstrucción, que según nuestra experiencia en la Ecoaldea Nashira une a la comunidad. Tampoco les ofrecen una forma de ingresos desde sus viviendas como sí existe en Nashira donde hay 11 núcleos productivos que incluyen huevos de codorniz, el reciclaje, la cerámica, el lombricompuesto y productos derivados del noni, entre otros, proporcionándoles unos ingresos que sumados a las huertas caseras y cultivos de pan coger, les brindan una mejor calidad de vida.En varias ocasiones se ha invitado al Ministro de Vivienda, a través de Internet,  Facebook, twitter y llamadas telefónicas a sus subalternos para que se enteren de este proyecto escogido por Colciencias Maloka como uno de los 20 mejores en prácticas sustentables de Colombia. Como la mano derecha no sabe lo que hace la izquierda, se han rebuscado modelos recónditos o simplemente en un acto populista sin mucha planificación, van a empezar a improvisar. Un proyecto de vivienda de esa magnitud debe ser incorporado en el plan de desarrollo del Municipio. Si son familias desplazadas del sector rural, ¿no sería del caso, en cambio de extensiones de cemento, destinar áreas verdes para cultivar, tener pollos, cerdos, patos y cuyes, lombricultura, peces y hortalizas? Tienen razón los habitantes de ciudad Córdoba y Morichal al quejarse que 20.000 personas van a modificar el mercado laboral, antes de convertirse en consumidores. ¿Que se está haciendo para que las viviendas sean productivas y ellos generen sus ingresos desde sus casas? ¿Se han tocado las puertas del sector privado para que contraten con los grupos familiares los productos que se fabrican al destajo? Pienso que no. Entonces, ¡ojo! No queremos otro Potrero Grande, o 'Cariños', las guarderías de Jorge Iván, que hoy bajo un nuevo Gobierno no tienen presupuesto para almuerzos ni refrigerios.

VER COMENTARIOS
Columnistas