Arrecia la violencia a la mujer

Agosto 23, 2013 - 12:00 a.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Se acabaron los  juegos, se fueron los policías y Cali vuelve a enfrentarse a las cifras de violencia. En este año han asesinado a 64 mujeres, 59% más que el año pasado y lo preocupante es la sevicia, las violan, les echan ácido en la cara ante la mirada impávida de las autoridades pues como dice el Personero Municipal  solo el 7% de los asesinos tiene una sanción judicial y aquellos que sancionan tienen penas irrisorias, dice la madre de una de las víctimas: A los que mataron al ex senador  los cogieron inmediatamente y les dieron 35 años de cárcel pero uno como es pobre no tiene acceso a la justicia. El Personero se queja de que no haya hogares de paso o acogida y las comisarías de familia no tienen la logística para hacerle seguimiento a los casos de mujeres. Hasta diciembre funcionó el Hogar de paso que  fundó Mary Luz Zuluaga, secretaria de Bienestar Social de la Alcaldía de Jorge Iván, pero ya languideció por falta de presupuesto. En junio terminó el proyecto financiado con fondos de cooperación española para el seguimiento de la Ley 1257, de no violencia contra la mujer que con tanto orgullo celebramos las mujeres. Se capacitaron a los Comisarios  de Familia para atender  los caso de violencia y no decirle a las mujeres que es mejor tolerar la paliza que quedarse sin sustento, pero la Secretaría de Gobierno debe hacer la coordinación y la sanción por manejo inadecuado de los preceptos de la ley y no hay la voluntad política. Esas son cositas de las mujeres, ha sido el comentario reiterado de la Administración.  La Alcaldía de Cali a diferencia de la de Palmira no tiene Secretaria de Género sino una Asesora sin presupuesto, que además por conflictos con la Secretaría de Bienestar Social terminó devolviendo 3.000 millones de recursos asignados por el BID para la no Violencia contra la Mujer.  Existe una Comisión de seguimiento para la Ley 1257 pero no parece tener dientes. Cada Secretaría tiene una función dentro de la ley, la de salud en prevención, la de Gobierno en control y así sucesivamente. En 2 años de capacitación a los funcionarios, dice María Eugenia Betancourt algo se logra, pero la capacitación es permanente y es zanahoria y garrote. Así como algunas Comisarías si cumplen la ley, hay otras que no lo hacen, Solo Dios sabe si no es  un hijo de una madre maltratada.¿Existe el diagnóstico pero no la solución? ¿Mejorar el entorno? ¿Hogares de paso? Cali necesita mínimo diez. Solo en Floralia deberían haber 3. La nueva subdirectora de la Policía, la General Bustos propone luchar contra la violencia a la mujer, y el Municipio, no puede seguir de agache.

VER COMENTARIOS
Columnistas