Golpe contundente a las Farc

Golpe contundente a las Farc

Marzo 26, 2012 - 12:00 a.m. Por: Álvaro Valencia Tovar

La estrategia moderna es una ciencia-arte en continua mutación como lo demuestra la historia de la guerra. Si se mantiene inmóvil, se vuelve retardaria. Debe adaptarse al territorio, al enemigo y a las variaciones de los procedimientos, la tecnología, y la conducta del adversario. En el caso de las Farc, fue Jacobo Arenas el cerebro estratégico que comprendió estas verdades y supo dirigir el esfuerzo de la lucha armada hacia el objetivo revolucionario, en tanto ‘Tirofijo’ fue el táctico del combate irregular. Ambos sobre una base intuitiva, cuya combinación llevó a la organización a su época de oro.Desde la antigüedad se puede observar este desarrollo. A la falange griega que permitió las grandes victorias del helenismo sobre la masa del Imperio Persa y a Alejandro, el Grande extender el dominio de Macedonia hasta el Ganges, sucedió la legión romana que modificó la pesada formación de la falange por otra más flexible. Con mejor empleo del arco, la lanza y el carro de combate. Al orden oblicuo de Federico el Grande de Prusia, Napoleón, opuso el doble envolvimiento en genial combinación de las concentraciones de fuego de artillería en el centro del dispositivo lineal en boga y maniobrar sobre sus alas como en Austerlitz.En Colombia, la guerrilla instintiva que supo combinar la noche, el conocimiento del terreno y la sorpresa para combatir al Ejército regular hasta equiparar la diferencia numérica y de armamento de un enemigo que tardó en entender la naturaleza de la guerra revolucionaria y batirla con el concepto de la guerra integral, en la que no es el Ejército solitario, el que logra la victoria, sino la Nación y el Estado que la gobierna.Asistimos ahora a una nueva y hasta ahora inédita mutación. A la guerra integral que tuvo a las Farc al borde de la derrota, ‘Timoshenko’ opone la alianza móvil y dispersa con el narcotráfico armado y las Bacrim para golpear simultáneamente y en la mayor parte del territorio, creando la sensación de un renacer de la guerrilla, frente a la cual las Fuerzas Armadas asestan el primer contragolpe devastador, preludio de acciones similares por medio de Fuerzas de Tarea conjuntas con capacidad de destruir un frente con sus cabecillas y líneas de abastecimiento, merced a un planeamiento sustentado en inteligencia. Ya veremos el desarrollo de este duelo entre estrategias cambiantes.

VER COMENTARIOS
Columnistas