Pierre Bourdieu

Pierre Bourdieu

Marzo 21, 2012 - 12:00 a.m. Por: Alberto Valencia Gutiérrez

La Embajada de Francia y la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun) están organizando un ciclo de conferencias itinerante por varias ciudades colombianas para conmemorar los 10 años de la muerte del sociólogo Pierre Bourdieu. Se trata de una importante iniciativa que bien podría hacerse extensiva en el futuro inmediato a otros autores de ese país. La cultura francesa es parte integrante de nuestra cultura académica nacional. No sólo muchos de nuestros profesores se han educado en Francia sino que los autores franceses en filosofía y ciencias sociales han desempeñado y siguen desempeñando un papel fundamental en la formación de nuestros estudiantes. El interés que han suscitado en nuestro medio las obras del sociólogo, que hoy en día se consiguen en todas las librerías del país, es una demostración por excelencia de la afirmación que acabo de hacer. A partir de los años 1970 los libros de Pierre Bourdieu comenzaron a circular profusamente en nuestros programas de sociología, antropología e historia, para sólo citar tres casos. Muchos de los profesores actuales de estos programas hicieron sus primeros pinitos intelectuales leyendo la obra clásica ‘El oficio del sociólogo’, publicada por primera vez en español en el año 1975. La confluencia que el sociólogo establece allí entre las perspectivas intelectuales de autores franceses y alemanes, jugó un papel muy importante en la promoción de un ambiente intelectual de confrontación y de debate crítico alrededor de la influencia que en nuestro medio ejercen diversas culturas nacionales. Creo que aún hoy en día en muchos programas académicos esta obra clásica del autor, que podría considerarse incluso como la obra fundadora de la sociología francesa contemporánea, sigue leyéndose con el mismo interés.Algo similar podría decirse de los estudios clásicos de Bourdieu sobre el tema de la educación y en particular sobre la forma como la educación, más que garantizar la movilidad social, contribuye a reproducir las desigualdades sociales. No por casualidad los estudiantes que protagonizaron las históricas jornadas de mayo de 1968 en Francia, llevaban en sus bolsillos la obra ‘Los Herederos’, como una de las principales inspiraciones de sus luchas. Muchos otros ejemplos podrían ponerse con respecto a otros campos de estudio explorados por Bourdieu y que siguen siendo temas de investigación y de reflexión en nuestras universidades.La muerte de Bourdieu privó a Francia de uno de sus intelectuales críticos más sobresalientes de las tres últimas décadas del Siglo XX. Cuando Bourdieu comenzó sus estudios de sociología a finales de los años 1950, esta disciplina ocupaba un lugar secundario en la jerarquía de los saberes de la universidad francesa. Los trabajos del sociólogo contribuyeron, más que los de ningún otro, a darle dignidad académica al ‘oficio del sociólogo’ y convirtieron las investigaciones sociológicas en una de las fuentes más importantes para orientar las grandes transformaciones. La sociología hoy en día ocupa un lugar privilegiado entre las prácticas académicas del mundo entero y esta nueva situación, por el lado europeo, le debe mucho a la influencia del sociólogo francés. Existen pues muchos motivos para conmemorar la memoria de un hombre que desempeñó un papel tan importante en la creación del ‘campo intelectual’ en que hoy se organiza el debate de las ciencias sociales. La invitación es a que nuestros sociólogos, antropólogos e historiadores se inspiren en sus trabajos y sepan recrear sus ideas a la luz de nuestros problemas colombianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas