Hechos del 2011

Enero 04, 2012 - 12:00 a.m. Por: Alfredo Carvajal Sinisterra

Muchos han sido los acontecimientos del año pasado, no obstante, posiblemente algunos tendrán una mayor trascendencia en el orden político, económico o social, que otros. El terremoto, acompañado de un tsunami desbastador, acaecido en el Japón en marzo, no solamente produjo un número considerable de muertes y desapariciones, 15.836 y 3.650 víctimas respectivamente, sino que también afectó enormemente su economía, y como si fuera poco produjo un terrible accidente en la planta termonuclear de Fukushima con consecuencias aún impredecibles. Desacreditó la producción de energía por medios atómicos, única respuesta inmediata a la sustitución del consumo desbocado de combustibles fósiles. Positivo: la disciplina social que demostraron los japoneses en medio de la adversidad.La crisis económica de Grecia que luego se extendió a Irlanda, Portugal, España e Italia, tuvo inmensas repercusiones políticas, tumbó varios jefes de Estado y estimuló la aparición del movimiento de los inconformes en toda Europa. El futuro del euro aún se encuentra amenazado. Los gobiernos europeos continúan realizando enormes esfuerzos para sortear la situación, con consecuencias traumáticas para su población, que si bien vivió, por un buen tiempo, más allá de su capacidad económica, hoy está sufriendo las consecuencias de sus excesos. La zona europea se encuentra en una recesión económica, cuya duración es incierta. En agosto del 2011, la firma Standard & Poor's, disminuyó la calificación del grado de riesgo de la deuda de EE.UU., por primera vez en la historia. Los hechos que produjeron el aumento en el riesgo de los bonos, tesoro estadounidense, ya se habían dado, sin embargo, la confirmación causó revuelo. El prestigio de la primera potencia mundial se vio menguado.En varios países musulmanes se han producido derrocamientos de sus mandatarios. Primero fue Túnez, luego Egipto, posteriormente Libia y la lucha continúa en Siria, como resultado de que el pueblo se hartó de las dictaduras en el Oriente Medio. Las redes sociales han jugado un papel importante para incitar al descontento y concitar la opinión, con el propósito de producir los cambios. Aún se desconoce hasta dónde llegará esta ola. En Colombia se llevó a cabo el Campeonato Mundial de Fútbol Sub20 con gran éxito, lo cual nos confirma que sí estamos preparados para certámenes importantes de carácter internacional. La muerte de Alfonso Cano, en noviembre, por acción de nuestras FF.AA., no solamente confirmó la efectividad de su misión, además constituyó el más duro golpe para la subversión que desde hace mucho rato se le embolató su norte. Con la aprobación del TLC con Estados Unidos por parte de su Congreso culminó una frustración y un anhelo del Gobierno de nuestro país. Su implementación nos dirá cuáles son sus bondades y falencias. El Congreso aprobó dos leyes trascendentales, la ley de Tierras que permite resarcir a las víctimas del conflicto armado que fueron despojados de sus propiedades, y la ley de Regalías que obliga a distribuirlas de manera más amplia, y no sólo concentradas en las regiones productoras de carbón y petróleo como en el pasado. Por último el invierno. Los estragos ocurridos son, en gran parte, el fruto de nuestra improvisación y la politiquería. En Colombia es posible mitigar sus efectos controlando mediante represas de regulación el caudal de nuestros ríos, y de contera producir energía. Con ese fin se crearon las Corporaciones Regionales con resultados por todos conocidos.

VER COMENTARIOS
Columnistas