El rey Midas

El rey Midas

Julio 07, 2010 - 12:00 a.m. Por: Alfredo Carvajal Sinisterra

El rey Midas gobernó Frigia, país situado en el Asia Menor, a finales del Siglo VII antes de Cristo, con mucho éxito. Su fama se extendió, al igual que el territorio de su reinado. Fue tan popular, que originó un mito que ha perdurado en el tiempo. Se suponía que todo lo que él tocase se convertía en oro. A las personas exitosas en el manejo de las empresas económicas, se les endilga el apelativo de ‘midas’, para resaltar sus realizaciones.Trasladémonos ahora a Cali en los últimos tiempos. La Alcaldía de nuestra ciudad creó hace algunos años a Bancali, con base en un sano principio financiero; se trataba de centralizar los recursos económicos del Municipio para optimizarlos. Esta es una práctica muy difundida en las entidades que manejan varias dependencias. Su objetivo es tener una sola caja, con el propósito de utilizar los excedentes de unas dependencias para proveer los recursos de las que los demandan y así evitar pagar intereses innecesariamente. Dicho fondo financiero se creó con el beneplácito de quienes conocen estos temas. Se le auguraba un porvenir promisorio. Sin embargo, a los pocos años quebró, menoscabando el patrimonio de la ciudadanía caleña. En la alcaldía del Dr. Luis Emilio Sardi Garcés, hace ya no pocos lustros, se creó Emsirva, Empresa de Servicios Varios, para acometer la actividad de la recolección de basura y administrar las plazas de mercado. Un monopolio en ambas actividades. En ese entonces no existían los hipermercados. Otra buena idea que le podía incrementar los recursos a la Alcaldía de la ciudad. Tanto la recolección de la basura como el arrendamiento de espacios en las plazas de mercado, son buenos negocios. Actualmente existen prósperas empresas privadas dedicadas a dichas actividades. Sin embargo, esta empresa tuvo que ser intervenida por el Gobierno Nacional por insolvencia, y luego disuelta, debido a que se consideró que no era viable económicamente, por un desastroso manejo durante la última parte de su existencia. Otro golpe al patrimonio de los ciudadanos. Hace diez años Empresas Municipales de Cali estuvo al borde de la quiebra, y se tuvo que solicitar al Gobierno Nacional que la interviniera para evitar su desaparición. Se trataba de negocios atractivos como la distribución de energía y la telefonía fija que en aquel entonces aún tenía una gran demanda, aunque comenzaba a ser amenazada por la telefonía celular. Aún los componentes de acueducto y alcantarillado que tienen fama de no ser rentables, en otras latitudes son actividades económicamente apetecidas como en París. Existen empresas dedicadas a estas actividades muy saludables en términos financieros, en muchos lugares del mundo. Si no hubiese sido por la intervención del Gobierno Nacional, muy posiblemente estaríamos registrando otro fracaso económico.Recientemente la ciudadanía recibió otra mala noticia: la liquidación de Calisalud. Se trata de una EPS administrada por la Secretaría de Salud de la ciudad. Otra frustración y un nuevo deterioro del patrimonio de los ciudadanos, además claro está, de todos los perjuicios que se causaron a los usuarios que confiaron su protección a esta empresa.Por todo lo anterior la Administración Municipal de Cali podría calificarse como el Rey Sadím, lo contrario de Rey Midas; lo que toca lo quiebra.Nota. El arbitraje del Mundial de Fútbol se parece a la Justicia colombiana en que el procedimiento prevalece sobre lo fundamental.

VER COMENTARIOS
Columnistas