Continuismo o cambio

Continuismo o cambio

Junio 04, 2014 - 12:00 a.m. Por: Alfredo Carvajal Sinisterra

Esta disyuntiva se presenta por haber instituido la reelección en nuestro sistema electoral. En la inmensa mayoría de los casos donde existe, lo usual es que el presidente de turno aspire a reelegirse. Una ambición personal inherente a la naturaleza humana.En la actual elección se adujo la culminación del llamado acuerdo de paz, cuyo objetivo se resume en la firma de un convenio para que el grupo subversivo más antiguo y fuerte del país cese sus acciones subversivas. Durante 60 años, amparados en que todas las formas de luchas son válidas para acceder al poder, han cometido toda suerte de delitos. Si se logra firmar, sería un paso trascendente en el camino de lograr la verdadera paz, que va mucho más allá de un convenio. No obstante, posteriormente falta otro obstáculo, igualmente importante y difícil, la aprobación plebiscitaria de lo acordado.En la contienda electoral se han utilizado toda clase de agravios y descalificaciones personales escandalosas, lo cual ha relegado a un segundo plano las verdaderas soluciones y cambios que demanda el país en los campos de la educación, la justicia, la corrupción, la pobreza, etc. La esperanza es que durante las dos semanas que restan, se profundice más en estos temas.El Presidente Santos no ha logrado convencer, él mismo lo admitió después de quedar en segundo lugar. El candidato Zuluaga, representante del Centro Democrático, partido del ex-presidente Uribe, sin el apoyo de la maquinaria gubernamental, logró ganar la primera vuelta.Desde antes, pero ahora con mayor empeño, el Dr. Santos enarboló como su bandera política, el proceso de negociación con las Farc. Con vehemencia repite: “ustedes quieren la guerra o la paz”. De esta forma califica como enemigos del acuerdo, a quienes no se adhieran a su propuesta. Estimo que es una equivocación; la paz la quieren todos, se trata de una política de estado y no un postulado político. Las opiniones difieren en lo referente a las condiciones que se acuerden. El perdón y olvido no es aceptable, sin embargo el Fiscal y otras autoridades han sembrado la duda de que puede ser posible. Desde luego que se requiere una justicia transicional, lo cual dista mucho de aceptar la impunidad para quienes han cometido crímenes de lesa humanidad. Infortunadamente se desconoce lo acordado y existen muchas expectativas por lo que falta.La adhesión de Marta Lucía Ramirez, tercera en la primera vuelta, a la campaña de Oscar Zuluaga, no solamente le va a aportar votos, ya le causó un gran beneficio haciéndole modificar su postulado sobre las negociaciones con las Farc, su propuesta inicial no era ni viable, ni coherente. Es preferible una coalición con fundamentos programáticos que burocráticos. El candidato Zuluaga comenzó su campaña desde abajo. Inicialmente no se veía que pudiera disputar la Presidencia contra el candidato presidente, sin embargo su campaña ha sido siempre ascendente.Al candidato presidente, Santos, se le han adherido el Alcalde Petro y líderes de izquierda cercanos a las Farc. La elección se decidirá por voto finish.

VER COMENTARIOS
Columnistas