Ministerio de Salud

Agosto 20, 2011 - 12:00 a.m. Por: Alfonso Ocampo Londoño

El país está pendiente de los problemas en las entidades de salud por el manejo defectuoso dado a las EPS, que ha contribuido al deficiente funcionamiento de los hospitales y clínicas en su aspecto económico. Se está analizando cómo mejorar el POS (Plan Obligatorio de Salud). Sin embargo, todo se ha planteado casi exclusivamente en los aspectos económicos y no se ha hecho énfasis en la calidad de los servicios médicos. Nadie ha planteado que no hay una entidad dedicada por entero a este aspecto de la salud. Se ha considerado que es también protección social, que por supuesto lo es, y por ello se ha involucrado en el Ministerio de Protección Social donde ocupa una posición secundaria. El Ministerio de Salud debe volver a ser lo que siempre había sido, como era la prestación completa, no sólo en sus aspectos financieros, sino de calidad médica científica de la salud de la comunidad.El presidente Santos ha dicho que se reorganizará el POS para que abarque a toda la comunidad en todas las enfermedades que aparezcan, sin que se las pueda rechazar por no estar debidamente definidas en el plan. Es muy importante la mejor definición y servicios que el POS debe cumplir y poner en cintura a las EPS a través de indicadores de gestión que vigilaría la Superfinanciera. Así también el de darles mayor liquidez financiera. Pero no aparece en parte alguna la de vigilar la calidad médica, o sea la científica. Por ello me ha parecido de importancia recalcar lo que ha dicho el Decano de Economía de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, reproducido por El País: “Se han generado faltas expectativas, ya que la pregunta no es qué se va a cubrir, porque de hecho hay coberturas, sino cómo se van a cubrir, lo mismo que en el tema de los tratamientos, los medicamentos y las tecnologías”.Todo el aspecto de la promoción de los servicios obligatorios de salud es muy positivo, pero le falta lo del campo médico, es decir el de la calidad, y la institución de la entidad que lo defina y examine; mi opinión es que ésta debería ser el Ministerio de Salud cuyo objeto no debe ser sólo la parte financiera, sino también y muy claramente por la calidad de las entidades que lo presten, y cuya dirección debe estar en un médico o una persona dedicada a la Salud Pública, tanto personal como de toda la comunidad. Considero por todo la anterior que uno de los puntos más importantes que se deben plantear ahora es el de restaurar el Ministerio de Salud cuya principal misión no es sólo la de la protección social general. La salud debe tener una especial prioridad.

VER COMENTARIOS
Columnistas