Elijamos un guerrero

Julio 22, 2011 - 12:00 a.m. Por: Alfonso Ocampo Londoño

Estamos en vísperas de elegir el nuevo Alcalde de Cali y se han presentado varios candidatos, avalados unos por partidos políticos y otros con firmas de ciudadanos. Entre éstos, el Dr. Rodrigo Guerrero que en pocos días ha conseguido 120 mil firmas. Debemos decidirnos ya por quién votar, que sea el que creamos mejor, no necesariamente el del partido al cual pertenecemos.Entre los aspirantes el Dr. Rodrigo Guerrero tiene en mi concepto la mejor hoja de vida. Es médico graduado de la Universidad del Valle, con especialización en Salud Pública de la Universidad de Harvard. Ha sido profesor de Medicina Social y rector de Univalle; profesor visitante de Harvard; director del Hospital Universitario del Valle; secretario de Salud de Cali; miembro del Consejo Superior de la Univalle; cConsultor Regional para Salud y Violencia de la Organización Panamericana de la Salud; y consultor del Banco Interamericano de Desarrollo. Es miembro de varias Asociaciones Científicas de Medicina. Además ha sido el director de los Programas Internacionales de la empresa Carvajal y Presidente de la misma; alcalde de Cali de 1992 a 1994; Director del Plan Colombia para inversiones en el programa por la paz en los años 1998 y 1999. Actualmente es el presidente de la Organización VallenPaz que se de dedica a trabajar por mejorar las condiciones sociales de los habitantes del Oriente de Cali y del sur occidente de Colombia. Ha realizado varias investigaciones y presentado artículos sobre ‘Desarrollo, Seguridad y Paz, Análisis epidemiológico de la violencia y homicidios en Colombia’. Estos datos son muy importantes para que se los compare con los de los otros candidatos que se postulen y definir quién sería el mejor, que, por obligación moral, debe ser por quien uno vote. Con todo lo anterior se ve que no sólo estaría bien preparado para ejercer este cargo público, sino que es una persona que conoce muy bien los problemas de violencia, lo que es de gran importancia debido a que Cali está sufriendo de inseguridad.La ciudad atraviesa una aguda crisis tanto por los problemas de movilidad como por la inseguridad. Que son muy serios en el Sur, principal sector educativo de la ciudad y donde se está urbanizando más, y donde a la Vía Panamericana a Jamundí se le ha puesto un separador que la dejó sin retornos, por lo tanto sus habitantes y quienes van al Cementario del Sur y a los restaurantes y servicios comerciales deben desplazarse hasta el límite con el vecino municipio para poder regresar, con lo que se incrementa el tiempo y distancia. Además en caso de exigencia de salud o de ataque de violencia, no llegarían a tiempo ni las ambulancias, ni la Policía. No hay tampoco un cuerpo de bomberos que sirva al Sur. Un sector que no está bien planeado y, por lo tanto, debe ser mejor definido y vigilado. Los habitantes lo exigen.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad