El camino del Señor y la paz

Diciembre 10, 2011 - 12:00 a.m. Por: Alfonso Ocampo Londoño

El fin de semana tuvo un gran significado para los cristianos católicos, pues nos hizo pensar que el Adviento es la preparación para la venida del Señor que celebraremos con el nacimiento de Jesús que es Dios que viene a acompañarnos en la vida. Algo más se plantea con esta llegada de Dios y el Salmo 85 dice: “Voy a escuchar lo que dice el Señor: ‘Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos’”.Por eso debemos comprender que este tiempo es el más propicio no sólo para recibir a Jesús, sino para lograr la paz. Es precisamente lo que debemos pedirle: que nos ayude a hacer la paz de Colombia.Esta semana se realizaron un gran número de manifestaciones para protestar por la ejecución que hizo la guerrilla de los militares que estaban secuestrados y todo el pueblo colombiano manifestó el repudio a esta organización subversiva y criminal y pidió que se haga lo posible por conseguir la paz.El presidente Juan Manuel Santos al señalar que no hay posibilidades de un acuerdo humanitario ha sido muy claro en que quiere la paz, pero le exige a la guerrilla como también lo pidió el pueblo colombiano en sus manifestaciones, que sean liberados todos los secuestrados. Claramente el presidente Santos en una entrevista por RCN expresó: “Queremos una voluntad real de paz. Una de las formas de hacerlo es liberar a todos los secuestrados, sin condiciones y sin show”. Así mismo, los caleños en su manifestación, exigieron la libertad de los civiles y uniformados que siguen plagiados y el cese de la guerra.El presidente expresó lo que todos creemos: “Con la violencia nunca van a conseguir nada” y que “la paz la vamos a lograr a las buenas o a las malas, pero la vamos a lograr”, por supuesto lo que todos queremos es que se pueda lograr por las buenas. Así lo deberían considerar también los guerrilleros, pues no hay duda de que están diezmados y si siguen lo que va a pasar es que perderán muchos más en las batallas con el gobierno y por lo tanto su mejor camino es el de lograr la paz por medios pacíficos y reunirse con el Ejecutivo para ver qué paz podrían lograr y aceptar. La oración de los fieles del pasado domingo decía: “Por la Iglesia para que prepare el corazón de los fieles a recibir con gozo la venida de Jesús”. “Y por los gobernantes para que sus acciones y proyectos estén encaminados a practicar la justicia, la libertad y el bien común”. Una señal de que las Farc lo pueden estar considerando, es que anunciaron la liberación de seis uniformados plagiados. Lo que debemos hacer como creyentes es preparar el corazón de los fieles a recibir con gozo la venida de Jesús, nuestro Salvador y rogarle nos ayude a lograr la paz que anhelamos los colombianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad