Jardín Botánico

Jardín Botánico

Octubre 26, 2013 - 12:00 a.m. Por: Alberto Silva

No existe en Cali otro sitio donde confluyan tantas fuerzas de interés público como el Jardín Botánico de la ciudad, localizado en el cono de eyección de la cuenca del río Cali. Entidad sin ánimo de lucro constituida por otras de gran peso específico de la ciudad y la región, como la Gobernación del Valle, Asamblea Departamental, la CVC, Alcaldía, el Concejo de Cali y el Dagma por el sector público. Por el sector privado: Cámara de Comercio de Cali, Universidad Autónoma de Occidente, Fundación Zoológica de Cali, Fundación III Milenio, Carvajal y la Epsa, esta última propietaria del predio donde se asienta la institución. El Jardín Botánico de Cali es el lugar de entrada y de salida de la cuenca del río Cali y sus vertientes, que por esos motivos debería ser el sitio de mayor cuidado por parte de la población caleña, pero no es así.La cuenca se encuentra atacada desde los nacimientos del río por la tala de los bosques superiores, las quemas periódicas y a propósito de las partes deforestadas y por las invasiones que presagian graves conflictos de tipo netamente sociales y ecológicos. El diagnóstico de la cuenca es suficientemente conocido por las autoridades ambientales. En días pasados el señor alcalde, Rodrigo Guerrero Velasco, se reunió con la Junta Directiva del Jardín Botánico -entre otras cosas, primer alcalde que se toma el trabajo de hacerlo- y sin muchas explicaciones dio un repaso a sus miembros de los problemas que entraña la cuenca, sus soluciones y los pasos inmediatos a seguir. Es conocedor como ninguno de su problemática.Respecto del Jardín Botánico, su actitud fue francamente positiva. Sabe de la inestabilidad geológica de la cuenca para lo cual dispuso de inmediato el traslado del Vivero Municipal al predio del Jardín, para que cumpla allí la función productora de plántulas de árboles para la reforestación de la cuenca y la ciudad. En un rapto emotivo, anunció que primero tienen que pasar por encima de él, antes de pensar en una represa en las cabeceras. Es conocedor de los peligros que entraña un propósito de esa naturaleza, en la parte alta del río que cruza por el medio de una ciudad de tres millones de habitantes.El Jardín Botánico ha entrado en una etapa innovadora que lo habilitará para ser auto sostenible. El cerramiento de las 14 hectáreas donde están los senderos educativos, el área administrativa y el auditorio y se encuentra en ejecución. Con él se garantizará una mayor operatividad de la Fuerza Pública para la seguridad de los visitantes. El señor alcalde sabe muy bien la importancia de apoyar la entidad para poderle mostrar a los caleños como fue el hábitat del bosque seco tropical que conocieron los ancestros, en un paraje de ensueño que pocos caleños de la actualidad saben que existe, curiosamente situado a poca distancia de la Plaza de Cayzedo.Los jardines botánicos de Bogotá y Medellín, solo hasta hace pocos años tuvieron decididamente el apoyo de los alcaldes Enrique Peñalosa y Sergio Fajardo -les aportaron $28.000 y $22.000 millones respectivamente- y son en el momento sitios importantes de visitar para culturizar y recrear la población, in situ, debido a que la ‘naturaleza’ actual, se encuentra ya muy retirada de esas ciudades.El lugar donde opera el Jardín Botánico hace parte del área conformada por instituciones como el Zoológico, entidad bandera del país en investigación y protección de la fauna colombiana, las Empresas Municipales de Cali generadoras del agua de la ciudad, Epsa con sus dos hidroeléctricas generadoras de buena parte de la energía eléctrica de Cali y la CVC, rectora ambiental. Todas se dejan agredir por los factores al principio mencionados. ¡Qué caso!

VER COMENTARIOS
Columnistas