Cuentos verdes

Cuentos verdes

Noviembre 05, 2014 - 12:00 a.m. Por: Alberto Silva

El más valioso encargo hecho por el Estado colombiano a entidad alguna en el país, es el manejo y protección del medio ambiente en el territorio del valle geográfico del río Cauca. Tuvo el Gobierno Nacional que despojarse de su autoridad directa y entregársela a un ente regional creado mediante el Decreto Ley 3110 del 22 de octubre de 1954, del Congreso de la República, al que denominó Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca.Es indudablemente el más noble encargo, encomendado a una institución para la protección del medio ambiente, patrimonio de la humanidad, del cual derivan los demás bienes de la sociedad como son, la salud, vivienda, educación y el buen vivir de los colombianos.Durante más de cuatro y medio siglos, desde la Conquista, el país contempló impasible la destrucción de sus recursos naturales en gracia a prácticas empíricas de desarrollo mal concebidas y peor ejecutadas. Al momento de la segregación del Valle del Cauca, mediante su secesión del Departamento del Cauca en 1910, la región se mostraba como tierra de promisión por las características agronómicas de su suelo y hacia allí se enfocó la industrialización agrícola, acelerando su maltrato y deforestación.Notables personajes vallecaucanos identificaron los problemas ocasionados por inundaciones, erosiones, deterioros en cultivos, quemas, que ocasionaban periódicamente grandes pérdidas económicas y se aplicaron a darles solución, para lo cual llevaron a altas instancias del Congreso el ejemplo del programa de la Autoridad del Valle de Tennessee en Estados Unidos, extensión territorial americana con similares características a las del Valle del Cauca, para ser replicado aquí. Fue entonces cuando se optó por ese modelo, descentralizado, bien financiado, y lo pusieron en ejecución.La CVC, en atrevido gesto poco reconocido por el colombiano del común, ha intentado en 60 años remendar el daño producido por nuestros ancestros en 418 años de depredación del medio ambiente y a fe que lo está logrando.Parte de sus resultados positivos están plasmados en la obra ‘60 años construyendo el futuro de la región’, publicada conjuntamente con la Universidad Autónoma de Occidente. Allí entre tantas realizaciones, el lector encontrará las razones por las cuales al recuperar 131.000 hectáreas para la producción agrícola, caso único en el país, se sentaron las bases para construir las autopistas vallecaucanas, sobre lo que fueron ciénagas y tierras inundables, ahora ejemplos viales de Colombia. Entre muchas de las realizaciones y obras civiles como hidroeléctricas, embalses, distritos de riego, jarillones, protección de selvas y páramos, adelantos tecnológicos en infraestructura de puertos marítimos y recuperación de vertientes y cuencas, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, en 1997 creó una novedosa estrategia de comunicación e información televisiva: ‘Cuentos Verdes’, que permite llegar con mensajes educativos a la población vallecaucana para enterarla sobre los sitios donde se encuentran invertidos más de 11 billones de pesos propios, durante las seis décadas de su gestión, representados en proyectos de electrificación, manejo y gestión ambiental y obras de desarrollo regional y tenerla informada sobre los adelantos en desarrollo sostenible y protección contra el calentamiento global. Es también un medio único, imitado en otros países de condiciones similares al nuestro. A todo señor, todo honor. Ahora que la Institución cumple seis décadas de especial dedicación, es importante sentirla como propia, pues fue concebida por gentes de la comarca, sustentada económicamente con aportes de impuestos pagados por sus habitantes y en gran parte conformada por profesionales altamente calificados que la han convertido en escuela de tecnología ambiental, prospectada como autoridad, centro de investigación y desarrollo marítimo y agroindustrial del Valle.

VER COMENTARIOS
Columnistas