Colombia: ¿Pueblo sin historia?

Colombia: ¿Pueblo sin historia?

Abril 08, 2012 - 12:00 a.m. Por: Alberto Silva

El editorial del diario El Tiempo ddel sábado 31 de marzo, titula: “Colombia, ¿un pueblo sin historia?”, donde hace una severa crítica al desconocimiento de los colombianos sobre su historia. Quienes escribieron ese editorial tienen toda la razón, pero se demoraron en manifestarlo. Colombia sí tiene historia. Tan amplia, heroica y dolorosa, que Alfonso López Michelsen la quiso borrar de la memoria cuando le dio por traer en su administración a dos asesores comunistas para direccionar al Ministerio de Educación. Y casi logra borrarla.No de otra manera se explica la ignorancia del Estado a todo nivel, en la programación de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, cuando a los encargados de hacerlo les dio por celebrarlo hace año y medio, como si en ese año y sólo en el, hubieran ocurrido todos los hechos de los doce años del conflicto independentista.La idea, única en el mundo, de quitar de los programas escolares las 74 horas de clase de Historia Patria a que tenían derecho nuestros escolares, nació cuando el presidente López trajo por cuenta de la Unesco, al ruso Michael Sivenko y al polaco N. Estachusky, para mamertizar a la juventud colombiana desde las escuelas, colegios y universidades. Y ahí tenemos el resultado: no conocemos nuestra historia. Casi todos aquellos conciudadanos quienes frisan hoy los 45 años de edad y de ahí para abajo, hasta los recién nacidos, sólo conocen de historia gracias a los medios de comunicación, desde la alineación del Brasil en el Mundial de México, hasta la del Barcelona de hoy; quiénes fueron Pablo Escobar, el ‘Che’ Guevara, ‘Tiro Fijo’; los aciertos y pendejadas de Álvaro Uribe Vélez, en fin, apenas una pequeña parte del gran acervo histórico de la patria y del mundo.En el colmo de la insensatez, el Ministerio de Educación determinó que historia, geografía y cívica en forma integrada fueran enseñadas con el nombre de ‘ciencias sociales’ por medio de programas establecidos por cada colegio y al libre criterio de los profesores. El resultado ha sido nefasto, pues al cabo de 40 años, el profesorado desconoce tanto de historia como sus alumnos. Es inapelable comenzar con la preparación de los maestros para habilitarlos en la enseñanza del conocimiento de uno mismo. ¿Qué sería del portador de una cédula, sin nombre, sin foto, sin fecha de nacimiento, sin RH y sin sexo?El próximo 21 de abril la Academia de Historia del Valle del Cauca cumple su primer centenario de vida. Por Ley de la República y por Ordenanza del Departamento, es la guardiana de la heredad vallecaucana. En su seno han discurrido notables vallecaucanos, quienes le han aportado grandes investigaciones a la cultura histórica de la región: Evaristo García, Demetrio García Vázquez, Padre Alfonso Zawadzky, Alberto Carvajal, Gustavo Arboleda, José Manuel Saavedra Galindo, Manuel Jesús Lucio, Manuel María Buenaventura, Diógenes Piedrahita, Mario Carvajal, Blas Scarpetta, Tulio Enrique Tascón, Nicolás Ramos Hidalgo y muchos otros, quienes fueron los precursores de las facultades universitarias de historia y humanidades en la región. La Academia posee en custodia, el Libro de Actas de las Ciudades Amigas Confederadas del Valle del Cauca de 1811, en su papel y tinta originales de la época, cuidadosamente guardado en caja de seguridad. Es el documento más importante de la región que se exhibirá en urna de cristal climatizada, en ‘El Altar de la Patria Vallecaucana’ que se construirá por Ordenanza de la Asamblea departamental en la Manzana del Saber, junto a la sede de la emérita institución.

VER COMENTARIOS
Columnistas