Notas positivas y la perla

Notas positivas y la perla

Julio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por: Alberto José Holguín

Cinco notas positivas que tanta falta nos hacen:Poncho: Valerosos y meritorios los comentarios hechos por Poncho Rentaría en su columna de este diario, a raíz de la detención de su hermano. Poncho, a quien personalmente no conozco, expresa su respeto por la Fiscalía y reconoce y acepta que la ley es dura, pero es la ley, así lastime sus sentimientos familiares. Y yo agrego que cada uno es responsable de sus actos y no de los de los demás, por muy hermanos que sean. Shakira: Muy pocos han tenido la oportunidad de presentarse simultáneamente ante cientos de millones de personas en televisión. Shakira la tuvo y se lució ante el mundo entero con su famoso Waka Waka, tanto en la ceremonia inaugural como en la de clausura del Mundial de Fútbol de Sudáfrica. Es una intérprete y compositora fuera de serie.Luis Alberto Moreno: Como presidente del BID fue reelegido por aclamación Luis Alberto Moreno, quien por cinco años más dirigirá la importante entidad financiera interamericana, cuyo capital recientemente fue aumentado a casi US$200.000. Este es un triunfo de la diplomacia y la dirigencia colombianas, un espaldarazo a Colombia de los 48 países miembros de la entidad y un justo reconocimiento a la exitosa labor desarrollada por Moreno desde el 2005.Reunión con el Alcalde: Hace unos días almorzamos algunos columnistas de este periódico con el alcalde Jorge Iván Ospina, quien quería informarnos sobre parte de sus planes. No se habló una palabra de política y no se consumió una gota de alcohol. Para sorpresa de algunos, como yo, el Burgomaestre demostró que tiene a Cali en la cabeza y que domina ampliamente los temas que trató, especialmente los del MÍO, las megaobras y la Autopista del Bicentenario, así como la conveniencia social de estas ideas. Su facilidad de expresión y sus oportunos y simpáticos apuntes hicieron amable el ambiente e interesante la reunión. Bodies: Felicitaciones a La Tertulia por la presentación de Bodies, ‘un maravilloso viaje a través del cuerpo humano’, exposición que acaba de terminar. Fui un jueves en la tarde y, además de muchos niños de escuelas públicas de la ciudad invitados gratuitamente por la Alcaldía, había centenares de personas. Organización perfecta y orden y respeto totales, a pesar de la diferencia de edades de quienes integrábamos la concurrencia. Nada desentonó y fue una maravillosa experiencia.Y aquí viene la perla: Aunque parezca paradójico, considero positivo lo ocurrido con Íngrid Betancourt, porque, gracias a su soberana metida de pata, nos pudimos dar cuenta de su verdadera personalidad: mezquina, egoísta, malagradecida, oportunista, ingrata y codiciosa. Sus lágrimas de cocodrilo y aparente arrepentimiento por la forma como ofendió a Colombia, a nuestras Fuerzas Armadas y a todos los colombianos no las cree nadie y llegaron demasiado tarde. Le salió el tiro por la culata y es posible que hasta los franceses estén repudiando su absurda actitud. Prueba de lo anterior es que, como allá hizo lo mismo, antier el diario Journal du dimanche afirmó que “hace meses” Íngrid solicitó al Fondo de Garantía de Víctimas del Terrorismo del estado francés una indemnización que posteriormente rechazó porque consideró que los 450.000 euros que le ofrecieron eran “insuficientes”. Sobran más palabras.

VER COMENTARIOS
Columnistas