Gracias, presidente Uribe

Agosto 04, 2010 - 12:00 a.m. Por: Alberto José Holguín

En tres días termina un período presidencial diferente. No sólo por su duración sino también porque se caracterizó por la intensidad y don de mando con que se trabajó. Es pues, el momento de dar las gracias al presidente Álvaro Uribe Vélez por todo lo que hizo por Colombia en estos ocho años. Y respetando el derecho de opinión de todos, es de suponer que hasta la oposición, si es honesta y constructiva, debe aceptar los éxitos logrados por el Primer Mandatario. Podrán decir que no acertó en todas las cosas y tienen razón porque es humano. Pero si llenamos una balanza, no hay duda de que los aciertos fueron infinitamente mayores que los errores.En seguridad se recuperó el monopolio del Estado para combatir el crimen y se restableció la justicia que era ejercida por la guerrilla. Los alcaldes volvieron a gobernar y la derrota parcial del terrorismo significó volver a respetar la ley. Según la Procuraduría hoy se presenta la menor cantidad de quejas por violación de Derechos Humanos en más de 15 años. Del profesionalismo de nuestras Fuerzas Armadas baste mencionar las operaciones Jaque y Camaleón que asombraron al mundo. La lucha contra las drogas se está ganando poco a poco, los terroristas bajaron de 60 mil a 8 mil, las plantaciones de coca han disminuido, los capos se están expatriando y cientos de campesinos abandonaron los cultivos ilícitos y se enrolaron al plan de protección remunerada de los bosques a través del programa Familias de Guardabosques.En cuanto a los procesos de extinción de dominio de bienes del narcotráfico se estableció la notificación por edicto en vez de la personal que por dilatoria favorecía a los criminales. El presupuesto de la Justicia aumentó el 53% y hace pocos días la OIT excluyó a Colombia de la lista de países sancionados por maltrato laboral. Se estableció nuevo récord en el valor de las exportaciones y la inversión extranjera se multiplicó por cinco. Se logró una notable disminución del endeudamiento externo y hoy el 70% de la deuda nacional es en pesos. El buen manejo económico nos ha llevado a la más baja inflación en décadas, una alta reducción de las tasas de interés y créditos a mayor plazo. El número de empresas afiliadas a las cajas de compensación familiar, que son un gran instrumento de política social, ha crecido el 92%, los trabajadores afiliados el 67% y la población beneficiaria el 50%. En infraestructura vial había unos 50 kilómetros de doble calzada y hoy tenemos más de mil, el valor de Ecopetrol aumentó ocho veces, el Icetex pasó de 60 mil a 300 mil usuarios y se incorporaron 650 mil niños al programa de escolaridad de la primera infancia. Pasamos de construir 51 mil a 142 mil VIS al año y la cartera de microcréditos subió de $732 mil millones a más de $8 billones. El pueblo colombiano ha dado un gran ejemplo al mundo. Mientras economías desarrolladas se expusieron a perder la dignidad, Colombia puso la dignidad y el derecho a vivir sin terroristas por encima de los demás intereses. colombia está de moda y ya no se le considera una nación fallida sino llena de condiciones promisorias.Sería muy triste pensar que lo descrito anteriormente no sea suficiente para que todos, gobiernistas y opositores, sin sectarismo ni pasiones, demos hoy las gracias al Presidente Uribe, quien trabajó sin descanso para entregarnos un país mejor.

VER COMENTARIOS
Columnistas